x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Indexada en:

PubMed/MedLine, Scopus, EMBASE, IBECS, IME, SCIELO, BIOSIS, SENIOR, COMPLUDOC

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank
doi: 10.1016/j.oftal.2011.10.008

Patología ocular en la obra de Rafael Sanzio (I). Retrato de Tommaso Inghirami

Eye pathology in the paintings by Rafael Sanzio (I). Portrait of Tommaso Inghirami

E. Santos-Bueso a, , F. Sáenz-Francés a, J. García-Sánchez a

a Unidad de Neurooftalmología, Servicio de Oftalmología, Hospital Clínico San Carlos, Madrid, España

Artículo

El pintor

Rafael Sanzio o de Urbino (Urbino 1483-Roma 1520) fue un pintor del Renacimiento italiano que a la edad de 25 años ya realizó una de sus obras maestras: los frescos de las estancias vaticanas como La disputa del Sacramento, La escuela de Atenas y El Parnaso, por encargo del papa Julio II.

Considerado uno de los grandes artistas del Renacimiento junto a Miguel Ángel y Leonardo da Vinci, falleció a la edad de 37 años. A pesar de su corta vida realizó una gran producción artística que se conserva principalmente en los Museos Vaticanos de Roma.

La obra

La obra representa al cardenal Tommaso Inghirami con una expresión absorta y en el mismo acto de transcribir sus pensamientos (Figura 1). Se trata de un óleo sobre tabla de 91×61cm pintado entre 1510 y 1514 que se encuentra en el Palacio Pitti de Florencia.

<i>Retrato del cardenal Tommaso Inghirami</i>.

Figura 1. Retrato del cardenal Tommaso Inghirami.

De alto nivel intelectual y gran amigo de Rafael, el cardenal fue nombrado prefecto de la Biblioteca Vaticana por el papa Julio II. Su fama en el dominio de la oratoria y la retórica hicieron que fuera comparado con el mismo Cicerón y apodado Fedra después de la demostración de improvisación en la representación de la obra Fedra de Séneca en la que destacó en el papel principal.

La tabla representa al cardenal en un acto íntimo e intenso de reflexión. Con la cabeza ligeramente inclinada hacia arriba y con la mirada en versión superior derecha, el pintor disimuló parcialmente la exotropia derecha evidente del cardenal (Figura 2). El rojo escarlata de la sotana ocupa gran parte de la obra que en la parte inferior solo contiene el libro que le sirve de apoyo y las manos delicadas –con el anillo cardenalicio– de un intelectual en pleno acto de pensamiento y transcripción de estos en las páginas en blanco (Figura 3) sobre las que apoya la pluma recién mojada en el tintero.

Detalle: exotropia derecha del Cardenal.

Figura 2. Detalle: exotropia derecha del Cardenal.

Detalle: manos delicadas de Tommaso Inghirami sobre las hojas en blanco.

Figura 3. Detalle: manos delicadas de Tommaso Inghirami sobre las hojas en blanco.

Existe una copia de la tabla realizada por el mismo Rafael que fue entregada al conde Baldassare Castiglione, con quien compartía una profunda amistad, y que actualmente se conserva en el Museo Isabella Stewart Gardner de Boston.

Autor para correspondencia. esbueso@hotmail.com