x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Indexada en:

Excerpta Medica/ EMBASE, IBECS, IME, SCOPUS

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank

Esofagoparesia en un paciente diabético diagnosticada durante un ingreso por insuficiencia respiratoria

Esophagoparesis diagnosed during hospitalization for respiratory failure

AM WÄGNER FAHLIN a, T FRANQUET b, JM RODRIGUEZ ARIAS c

a Servicio de Endocrinología y Nutrición. Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona.
b Radiología. Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona.
c Neumología. Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Barcelona.

Palabras Clave

Neuropatía digestiva. Disautonomía. Diabetes mellitus. Esofagoparesia. Alteración de la motilidad esofágica. Mega-esófago.

Keywords

Gastrointestinal neuropathy. Autonomic neuropathy. Diabetes mellitus. Esophagoparesis. Esophageal motor dysfunction. Megaoesophagus.

Resumen

En los pacientes con diabetes, y al contrario de lo que ocurre con otras manifestaciones digestivas, la afectación sintomática de la motilidad esofágica es infrecuente. Se presenta el caso de un paciente que ingresó por insuficiencia respiratoria atribuida a una broncoaspiración secundaria a una importante dilatación esofágica.

Artículo

Los síntomas considerados más típicos de la neuropatía digestiva son la plenitud posprandial, la dispepsia y la diarrea. Sin embargo, no es frecuente la presencia de síntomas esofágicos que motiven un estudio digestivo. A continuación se describe el caso de un paciente con diabetes y alteración importante de la motilidad esofágica diagnosticada durante un ingreso por insuficiencia respiratoria.

CASO CLINICO

Varón de 59 años, fumador, con criterios clínicos de bronquitis crónica simple y diabetes mellitus tipo 1 desde los 13 años, ingresó por fiebre, tos y disnea progresiva. A su ingreso estaba en insuficiencia respiratoria (PO2 52 mmHg, PCO2 42,5 mmHg) y la radiografía de tórax no mostraba signos de condensación. Se inició tratamiento antibiótico, oxigenoterapia y metilprednisolona intravenosa. La TC torácica mostró imágenes bronquiales segmentarias de paredes engrosadas en ambas pirámides basales asociadas a impactaciones bronquiolares periféricas, infiltrado alveolar en la base izquierda y una importante dilatación esofágica con compresión de la tráquea (fig. 1). Con la orientación diagnóstica de broncoaspiración, se colocó una sonda nasogástrica y se inició tratamiento con omeprazol y cisaprida. El paciente recibía insulinoterapia con múltiples dosis y su HbA1c, que oscilaba entre 7,8 y 8,2%, fue de 9,2% en el análisis del ingreso (normal, 4,6-5,8%). Presentaba una retinopatía proliferativa panfotocoagulada, polineuropatía sensitivo-motriz, disfunción eréctil, hipoglucemia con poca sintomatología adrenérgica y vasculopatía periférica asintomática. Tres años antes, con motivo del estudio de un síndrome diarreico de 6 meses de evolución, el tránsito esofagogastroduodenal mostró un dolicomegacolon, pero el paciente negaba clínica digestiva en el momento del ingreso. La presión arterial en decúbito y bipedestación fue de 145/70 y 110/60 mmHg, respectivamente.

Fig. 1. Importante dilatación del esófago, que produce compresión de la tráquea (a) y se acompaña de una imagen radiológica típica de broncoaspiración (tree in bud) (b).

Fue dado de alta a los 19 días, con broncodilatadores, cisaprida y omeprazol. La HbA1c 3 meses después del alta fue de 7,3%. Los hemocultivos y las serologías contra patógenos respiratorios fueron negativos. Dado que el paciente se mantenía asintomático, se disminuyó la dosis de cisaprida y finalmente se suspendió junto con el omeprazol 6 meses después del alta. Un tránsito esofágico realizado entonces aún mostraba una alteración en la motilidad esofágica, con presencia de contracciones terciarias y un tránsito lento, pero sin reflujo gastroesofágico. Dos años después el paciente continúa asintomático y su HbA1c es de 6,9%.

DISCUSION

La mayoría de los estudios que evalúan la motilidad esofágica en sujetos con diabetes muestra una reducción del peristaltismo, presencia de ondas terciarias y un tránsito esofágico lento1,2. Aunque el peristaltismo y el tránsito esofágicos presentan una buena correlación entre sí1, no ocurre lo mismo con los síntomas3,4. Asimismo, existe poca correlación entre el grado de afección de los distintos tramos del tracto digestivo3,5,6, aunque coexisten en un tercio de los pacientes3. De hecho, en el paciente aquí descrito, las manifestaciones intestinales ocurrieron 3 años antes del diagnóstico de la dilatación esofágica. Aunque, como ocurre en el presente caso, las manifestaciones digestivas en general se acompañan de otras manifestaciones de neuropatía autonómica y periférica, los estudios de correlación entre el peristaltismo esofágico y la neuropatía periférica y autonómica cardíaca son contradictorios2,3,7. En las alteraciones de la motilidad digestiva, la propia neuropatía autonómica y también la hiperglucemia aguda tienen un papel reconocido, aunque el papel de la hiperglucemia crónica no está establecido8,9. No tenemos la certeza de si la esofagoparesia del paciente descrito se exacerbó coincidiendo con un peor control glucémico y fue la causa de la broncoaspiración, o si simplemente fue un hallazgo casual sin repercusión clínica. El diagnóstico de bronconeumonía por aspiración se basó en la coexistencia de un megaesófago con el tipo de afección pulmonar en la TC torácica y la negatividad del estudio microbiológico y serológico de neumonía de la comunidad.

Bibliografía

1.Annese V, Bassoti G, Caruso N, De Cosmo S, Gabbrielli A, Modoni S, et al. Gastrointestinal motor dysfunction, symptoms, and neuropathy in noninsulindependent (type 2) diabetes mellitus. J Clin Gastroenterol 1999;29:171-7.
Medline
2.Kinekawa F, Kubo F, Matsuda K, Fujita Y, Tomita T, Uchida Y, et al. Relationship between esophageal dysfunction and neuropathy in diabetic patients. Am J Gastroenterol 2001;96:2006-32.
3.Grishaw EK, Ott DJ, Frederick MG, Gelfand DW, Chen MY. Functional abnormalities of the oesophagus: a prospective analysis of radiographic findings relative to age and symptoms. Am J Roentgenol 1996;167:719-23.
4.Horowitz M, Maddox AF, Wishart JM, Harding PE, Chatterton BE, Sheaman DJ. Relationships between oesophageal transit and solid and liquid gastric emptying in diabetes mellitus. Eur J Nucl Med 1991;18:229-34.
Medline
5.Werth B, Meyer-Wyss B, Spinas GA, Drewe J, Beglinger C. Non-invasive assessment of gastrointestinal motility disorders in diabetic patients with and without cardiovascular signs of autonomic neuropathy. Gut 1992;33:1199-203.
Medline
6.Holloway RH, Tippett MD, Horowitz M, Maddox AF, Moten J, Russo A. Relationship between esophageal motility and transit in patients with type I diabetes mellitus. Am J Gastroenterol 1999;94:3150-7.
Medline
7.Huppe D, Tegenthoff M, Faig J, Brunke F, Depka S, Stuhldreider M, et al. Esophageal dysfunction in diabetes mellitus: is there a relation to clinical manifestation of neuropathy? Clin Investig 1992;70:740-7.
Medline
8.Frazer RJ, Horowitz M, Maddoz AF, Harding PE, Chatterton BE, Dent J. Hyperglycaemia slows gastric emptying in type 1 (insulin-dependent) diabetes mellitus. Diabetologia 1990;33:675-80.
Medline
9.Schvarcz E, Palmer M, Ingberg CM, Aaman J, Berme D. Increased prevalence of upper gastrointestinal symptoms in long-term type 1 diabetes mellitus. Diabet Med 1996;13:478-81.
Medline