x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Factor de Impacto:
2012

1,478
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2012

Indexada en:

Index Current Contents/Clinical Medicine, JCR, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, CANCERLIT, SCOPUS

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank
doi: 10.1016/j.eimc.2009.02.005

Comparación entre las pruebas para la detección de betalactamasas de espectro extendido de los sistemas Vitek 2 y Phoenix

Comparative assessment of the Vitek 2 and Phoenix systems for detection of extended-spectrum beta-lactamases

Mercedes Treviño a, , Lucía Martínez-Lamas a, Patricia Romero-Jung a, Carlos Varón a, Luz Moldes a, Carlos García-Riestra a, Benito J. Regueiro a

a Servicio de Microbiología, Hospital Clínico de Santiago de Compostela, Santiago de Compostela, España

Palabras Clave

Vitek. Phoenix. Betalactamasa de espectro extendido. Escherichia coli. Klebsiella pneumoniae.

Keywords

Vitek. Phoenix. Extended-spectrum beta-lactamase. Escherichia coli. Klebsiella pneumoniae.

Resumen

Introducción

La detección de la multirresistencia a betalactámicos en Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae es una cuestión clínicamente relevante. Por otro lado, es interesante diferenciar entre la producción de betalactamasas de espectro extendido (BLEE) y otros mecanismos de resistencia para evitar el tratamiento inadecuado de infecciones causadas por este tipo de cepas. El objetivo del presente estudio fue comparar la capacidad de las pruebas confirmatorias de los sistemas automatizados Vitek 2 y Phoenix para detectar la producción de BLEE en E. coli y K. pneumoniae.

Material y métodos

Se ensayaron 193 aislamientos clínicos fenotípicamente productores de BLEE (174 E. coli y 19K. pneumoniae) por Vitek 2 y BD Phoenix System y se utilizaron las tarjetas AST-N058 y los paneles UNMIC/ID-62, respectivamente. Se consideraron métodos fenotípicos de referencia la prueba de sinergia con doble disco y Etest. Como controles positivos y negativos se ensayaron 12 cepas genotípicamente caracterizadas.

Resultados

En el caso de los aislamientos clínicos, la sensibilidad fue del 99,5% para Vitek 2 y del 95,3% para Phoenix. En las cepas control no hubo diferencias entre ambos sistemas. La ejecución del sistema experto elevó la sensibilidad del Phoenix al 100%. Sin embargo, el sistema experto de Vitek 2 consideró incoherentes los resultados obtenidos en 7 aislamientos con la prueba para BLEE positiva.

Conclusión

La sensibilidad de la prueba confirmatoria para la producción de BLEE es superior en las tarjetas N-058 de Vitek. No obstante, la actuación de los sistemas expertos sitúa a ambos sistemas a la misma altura en su capacidad de detección de BLEE en E. coli y K. pneumoniae.

Artículo

Introducción

Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae son bacterias pertenecientes a la familia Enterobacteriaceae que frecuentemente expresan betalactamasas (principalmente de tipo TEM 1, TEM 2 y SHV 1) que confieren resistencia a penicilinas, pero no a cefalosporinas de espectro extendido. A partir de la década de 1980, como consecuencia de las mutaciones en los genes que codifican este tipo de enzimas, aparece un nuevo tipo de betalactamasas capaz de hidrolizar, además, a oxiiminocefalosporinas, como ceftazidima, cefotaxima o ceftriaxona. Por esta razón, se les dio el nombre de betalactamasas de espectro extendido (BLEE)1. Más recientemente se ha descrito un nuevo tipo de BLEE conocido como CTX-M con mayor afinidad de hidrólisis sobre cefotaxima que sobre ceftazidima2,3. La detección fenotípica de la resistencia mediada por BLEE es problemática debido, primero al número limitado de cefalosporinas habitualmente ensayadas y, segundo, a que el valor de la concentración mínima inhibitoria (CMI) para las cefalosporinas de tercera y cuarta generación no siempre es superior al punto de corte propuesto por los comités de estandarización. Sin embargo, estudios in vitro y en modelos animales demuestran que este tipo de cepas pueden mostrarse resistentes a medida que aumenta el tamaño del inóculo, lo que conduce al fracaso terapéutico y al incremento de la mortalidad en pacientes infectados por este tipo de microorganismos4,5. Otra razón importante para detectar fiablemente la producción de BLEE en los laboratorios de microbiología clínica es que las infecciones causadas por E. coli y K. pneumoniae productoras de este tipo de enzimas están asociadas a estancias hospitalarias más largas y a mayor gasto sanitario6,7.

El objetivo del presente trabajo fue evaluar la capacidad de los pocillos de detección de BLEE de los sistemas Vitek 2 y BD Phoenix en aislamientos clínicos usando como controles cepas de E. coli y K. pneumoniae productoras de betalactamasas genotípicamente caracterizadas.

Material y métodos

Bacterias: se ensayaron 193 aislamientos clínicos (174 de E. coli y 19 de K. pneumoniae) fenotípicamente productores de BLEE y 25 (22 de E. coli y 3 de K. pneumoniae) no productores de BLEE.

Como control se usaron 12 cepas genotípicamente caracterizadas.

Sistemas automatizados: los aislamientos y cepas control se ensayaron por el sistema Vitek 2 y se usaron tarjetas AST-N058 (BioMérieux, Francia), y por el sistema BD Phoenix con paneles UNMIC/ID-62 (Becton-Dickinson Biosciences, Sparks, Maryland).

Método fenotípico de referencia: todos los aislamientos y cepas control se estudiaron con el método de sinergia con doble disco modificado8,9 y doble tira de Etest (ceftazidima y ceftazidima con ácido clavulánico, cefotaxima y cefotaxima con ácido clavulánico, cefepime y cefepime con ácido clavulánico) (ABBiodisk, Solna, Suecia). En los casos en los que se obtuvieron discrepancias en la detección de BLEE por ambos sistemas automatizados se realizó un estudio de sinergia mediante combinación de tiras de Etest entre amoxicilina con ácido clavulánico y cefpodoxima, cefotaxima, ceftazidima y cefepime. El protocolo e interpretación se hizo de acuerdo con las especificaciones propuestas por el fabricante, según el cual se considera que hay una relación de sinergia cuando el cociente entre los valores de CMI frente a los antibióticos ensayados, solos y en combinación, es igual o superior a 2 diluciones. También se utilizó Etest para resolver las diferencias en los valores de cefepime encontrados entre ambas técnicas.

Pruebas genotípicas: los aislamientos en los que no coincidieron los resultados de Vitek y Phoenix se estudiaron para la presencia de todas las variantes de los genes blaTEM, blaSHV, blaCTX−M y las más relevantes de blaOXA mediante Multiplex PCR (polymerase chain reaction 'reacción en cadena de la polimerasa') y posterior hibridación con sondas específicas mediante hyplex® ESBL ID.

Tipificación genética de los aislamientos clínicos: el 10% de los aislamientos clínicos de E. coli se tipificó genéticamente mediante el sistema DiversiLab (repetición de PCR automatizada) (BioMérieux, Francia). Se consideró que 2 aislamientos eran genotípicamente distintos si su coeficiente de similitud era inferior al 95% y sus electroferogramas diferían en 3 o más bandas. El cálculo del coeficiente de similitud se hizo utilizando el coeficiente de Pearson.

Análisis estadístico: se calculó la sensibilidad de cada una de las pruebas en ambos sistemas automatizados antes y después de la actuación de los sistemas expertos. Las diferencias entre proporciones se compararon usando la prueba de χ2 para datos apareados. En los casos en los que hubo discrepancias entre los métodos se repitieron los ensayos por duplicado.

Resultados Evaluación de los resultados en relación con las cepas control

Los resultados de los sistemas automatizados y Etest/sinergia con disco se muestran en la tabla 1. La especificidad y sensibilidad del uso conjunto de Etest y el estudio de sinergia con discos fueron, ambas, del 100%. El sistema Vitek demostró una sensibilidad del 100% y una especificidad del 80% debido a un falso positivo en el caso de una cepa hiperproductora de AmpC. En el sistema Phoenix la prueba de detección de BLEE fue negativa para una cepa de K. pneumoniae productora de TEM 4; sin embargo, la regla desatada por el sistema experto (n.o 106) alerta sobre la necesidad de investigar, mediante otros métodos, la producción de BLEE como consecuencia de los valores de CMI obtenidos para ureidopenicilinas y cefalosporinas de tercera generación. Así pues, para Phoenix, los valores de sensibilidad y especificidad de la prueba de detección de BLEE en relación con las cepas control fueron del 86 y del 100%, respectivamente. Tras la actuación posterior del sistema experto la sensibilidad para BD Phoenix es del 100%.

Tabla 1. Resultados de la detección fenotípica de la producción de betalactamasas de espectro extendido en cepas control

Betalactamasas Microorganismo Test BLEE Vitek 2 Test BLEE Phoenix Etest/disco-difusión
Sin BLEE        
AmpC (FOX 5) K. pneumoniae - - -
Hiperproducción AmpC E. coli + - -
AmpC (CMY 2) E. coli - - -
Salvaje E. coli (ATCC 25922) - - -
TEM 1 E. coli (ATCC 35218) - - -
BLEE        
CTX-M14 E. coli + + +
CTX-M19 E. coli + + +
CTX-M10 E. coli + + +
SHV 12 E. coli + + +
TEM 4 K. pneumoniae + - (BDExpert 106) +
CTX-M10 K. pneumoniae + + +
SHV 18 K. pneumoniae (ATCC 700603) + + +

BLEE: betalactamasas de espectro extendido.

Evaluación de los resultados en relación con los aislamientos clínicos

La tabla 2 muestra los resultados obtenidos con los sistemas automatizados estudiados cuando se ensayaron los aislamientos clínicos. Todos éstos fueron positivos para la producción de BLEE por Etest y el método de sinergia con discos. Inicialmente, 17 aislamientos fueron discrepantes en relación con el método de referencia: un aislamiento (E. coli) en el caso de Vitek 2 y 16 aislamientos (13 de E. coli y 3 de K. pneumoniae) en el caso de Phoenix. Tras repetir los ensayos, 7 aislamientos, inicialmente falsos negativos por Phoenix, dieron la prueba positiva; los 9 restantes se consideraron resultados negativos para la prueba de detección de la BLEE. La sensibilidad final calculada fue del 99,5% para Vitek 2 y del 95,3% para Phoenix. Estos resultados son estadísticamente significativos con p<0,01.

Tabla 2. Resultados de la prueba de detección de betalactamasas de espectro extendido en aislamientos clínicos con los sistemas Vitek 2 y BD Phoenix en cepas productoras de betalactamasas de espectro extendido

Microorganismos (n) Vitek 2 (%) Phoenix (%) y repetición Phoenix (%)
Escherichia coli (174) 173 (99,4) 161 (92,5) y 167 (96,0)
Klebsiella pneumoniae (19) 19 (100) 16 (84,2) y 17 (89,4)
Total (193) 192 (99,5) 177 (91,7) y 184 (95,3)

Los estudios genéticos en los aislamientos discrepantes confirmaron 6 falsos negativos de E. coli productores de CTX-M (uno en Vitek y 5 en Phoenix). En otros 4 aislamientos discrepantes, la PCR consenso para genes asociados a BLEE fue positiva y no se detectó CTX-M: 2 de E. coli con producción simultánea de cefalosporinasas (resistencia elevada a cefoxitina y amoxiclavulánico) y 2 de K. pneumoniae, una de éstas también produce AmpC plasmídica (sinergia entre cefalosporinas de tercera generación y ácido borónico o cloxacilina). Estos aislamientos son probablemente productores de BLEE tipo TEM o SHV.

Los 25 aislamientos no productores de BLEE por los métodos fenotípicos de referencia (entre éstos, 2 de K. pneumoniae productores de AmpC y 15 de E. coli productores de betalactamasas de amplio espectro) se reconocieron como tales por Phoenix, que mostró una especificidad del 100%. Sin embargo, el sistema Vitek dio 2 falsos positivos, uno de éstos se corrigió al repetir el ensayo, por lo que la especificidad fue del 93%, inicialmente, y del 96% tras la repetición.

Actuación del sistema experto

En el caso de Vitek, 7 aislamientos productores de BLEE se reconocieron como tales (prueba confirmatoria para BLEE positiva), pero el sistema experto los consideró como resultados incoherentes por no corresponder su perfil de sensibilidad a uno de los asociados a la especie identificada en la base de datos del sistema. En este caso, a pesar del resultado positivo de la prueba para BLEE, no se interpretan los resultados de acuerdo con el fenotipo. Estos aislamientos se repitieron, por duplicado, y se obtuvo el mismo resultado en 6 de ellos. En cualquier caso, estos resultados se consideraron positivos ya que la prueba específica de confirmación de BLEE dio un resultado correcto. Para el sistema Phoenix la ejecución del sistema experto desata una regla de alerta sobre la posibilidad de la producción de BLEE (regla 106) en los 9 falsos negativos. Al considerar esta situación, en lo que respecta a la información al clínico, el valor de la sensibilidad del sistema sería del 100% y no hubo diferencias significativas entre ambos sistemas.

En relación con los resultados del ensayo de sensibilidad cabe destacar la notable discrepancia que se observó en los valores de CMI para cefepime. En 142 aislamientos (72%) se obtuvo una diferencia de más de 2 diluciones entre ambos métodos, lo que ocasionó en el 67% de éstas un cambio de categoría, siempre más sensible en los resultados de Vitek (tabla 3). Mediante la ultilización de Etest para resolver las diferencias, en el 41% de los casos discrepantes, el Vitek comete un error mayor aunque tras la corrección posterior del sistema experto, de acuerdo con el fenotipo reconocido (microorganismo productor de BLEE), se interpreta como resistente.

Tabla 3. Número de cepas con discrepancias en el valor de concentración mínima inhibitoria para cefepime

(CMI mcg/ml) Etest Vitek 2 Phoenix
≤1 6 94 0
2 14 36 2
4 12 10 2
8 52 2 2
16 40 0 36
>16 18 0 100

CMI: concentración mínima inhibitoria.

Relación genética de las cepas clínicas

Los 17 aislamientos estudiados, que suponen el 10% de los aislamientos ensayados, presentaron una gran variabilidad genética tanto en muestras de origen hospitalario como comunitario (figura 1).

Relaciones genéticas estudiadas por repetición de reacción en cadena de la polimerasa automatizada (Sistema DiversiLab) entre aislamientos clínicos de <i>Escherichia coli</i>. C: comunitaria, H: hospitalaria.

Figura 1. Relaciones genéticas estudiadas por repetición de reacción en cadena de la polimerasa automatizada (Sistema DiversiLab) entre aislamientos clínicos de Escherichia coli. C: comunitaria, H: hospitalaria.

Discusión

La producción de BLEE es un importante mecanismo de resistencia frente a antibióticos betalactámicos en enterobacterias. La identificación de estas enzimas por medio de pruebas fenotípicas es la estrategia más comúnmente utilizada en los laboratorios de microbiología clínica. Sin embargo, la detección de BLEE puede ser problemática porque, en muchos casos, no se alcanzan los puntos de corte propuestos para la interpretación de la sensibilidad/resistencia a cefalosporinas de tercera y cuarta generación10. Además, a causa de sus diferentes propiedades enzimáticas, los productores de BLEE se diferencian en sus capacidades para hidrolizar específicamente los betalactámicos. Otros factores de confusión adicionales pueden ser la producción de diferentes tipos de betalactamasa por parte de un mismo organismo, así como la influencia que el grado de producción de enzima tiene en la actividad hidrolítica. La producción de BLEE también debe ser diferenciada de la hiperproducción de betalactamasas cromosómicas de tipo AmpC o K1. Aunque la secuenciación es el método estándar para la determinación específica del gen productor de betalactamasa presente en una cepa, tiene limitaciones (variaciones según el método, dependencia de los conocimientos disponibles sobre secuencias de las distintas familias de BLEE, falta de correlación con el grado de expresión génica) y, además, el perfil fenotípico puede estar afectado por otros mecanismos superpuestos como alteraciones de la permeabilidad.

Se han diseñado distintas combinaciones de antibióticos para la detección de BLEE3, aspecto de gran importancia en la sensibilidad de los métodos diseñados. Los paneles del sistema BD Phoenix utilizan cefpodoxima, ceftazidima, cefotaxima y ceftriaxona solas y en presencia de ácido clavulánico. A diferencia, las tarjetas del sistema Vitek 2 usan cefepime, cefotaxima y ceftazidima solas y en combinación con ácido clavulánico.

La incorporación simultánea de ceftazidima y cefotaxima con ceftriaxona es importante debido a las diferentes afinidades que por estos sustratos tienen los distintos tipos de BLEE11. Por otro lado, y de acuerdo con distintos estudios12,13,14, la cefalosporina más sensible para el cribado de BLEE es la cefpodoxima. No obstante, según los resultados de este trabajo, la incorporación de cefepime ± ácido clavulánico podría aumentar la sensibilidad en la detección de BLEE en los casos de aislamientos en que coexistan otras betalactamasas que hidrolicen la cefpodoxima y otras cefalosporinas de tercera generación pero no cefepime, como puede ser el caso de AmpC. Esta razón justificaría la mayor sensibilidad de la tarjeta AST-N058, especialmente en los aislamientos con resistencia a amoxiclavulánico. Los estudios genéticos en los aislamientos discrepantes confirman 6 falsos negativos de E. coli productores de CTX-M (uno en Vitek y 5 en Phoenix). En otros 4 aislamientos discrepantes, la PCR consenso para genes asociados a BLEE fue positiva y no se detectó CTX-M: 2 E. coli con producción simultánea de cefalosporinasas (resistencia elevada a cefoxitina y amoxiclavulánico) y 2 K. pneumoniae, una de éstas también produce AmpC plasmídica (sinergia entre cefalosporinas de tercera generación y ácido borónico o cloxacilina).

Hay otro estudio que evalúa la capacidad de la prueba confirmatoria de BLEE en estos 2 sistemas15. Si bien en este estudio el Phoenix se mostró más sensible y menos específico que el Vitek 2, en el presente trabajo los resultados son, justamente, los inversos. En el estudio de Thomson et al no se analizó la significación estadística de los resultados pero en este caso hay diferencias estadísticamente significativas entre las sensibilidades de ambas pruebas.

Aunque la actuación de los sistemas expertos no es objeto de valoración en este estudio, se deja constancia de que su ejecución alerta sobre la posibilidad de producción de BLEE en los 9 falsos negativos del Phoenix mejorando, sustancialmente, los resultados definitivos.

Los valores de la CMI y las categorías interpretativas de los antibióticos ensayados en ambos sistemas fueron similares (ampicilina, amoxicilina con ácido clavulánico, ceftriaxona o cefotaxima, ceftazidima, imipenem, gentamicina, tobramicina, amikacina, cotrimoxazol, fosfomicina, nitrofurantoína y ciprofloxacina) con excepción de cefepime para el que se detectó una diferencia de más de 2 diluciones en el 72% de los aislamientos clínicos y una discrepancia entre categorías en el 67% de éstas. Al utilizar Etest para resolver estas diferencias, se observó que el 24% del total de las tarjetas AST-N058 rinden falsa sensibilidad a este antibiótico. A pesar de esto, la actuación del sistema experto cambia a resistente la interpretación de cefepime en aquellos casos en los que sea positiva la prueba de detección de BLEE, lo que corrige el error a efectos de la emisión final del informe. Por esta razón, a pesar de ser un error técnico muy grave, es importante dejar claro que todos los resultados reconocidos con fenotipo productor de BLEE por el sistema Vitek se interpretan como resistentes a cefepime.

En conclusión, aunque la prueba para la detección de BLEE es significativamente más sensible en Vitek 2 (AST-N058) que en Phoenix (UNMIC/ID-62), la actuación del sistema BDExpert (Phoenix) sitúa a los 2 sistemas a una altura similar respecto a su capacidad para alertar sobre la producción de BLEE en E. coli y K. pneumoniae.

Recibido 28 Abril 2008
Aceptado 2 Febrero 2009

Autor para correspondencia. Maria.Mercedes.Trevino.Castellano@sergas.es

Bibliografía

1.Sanders CC, Barry AL, Washington JA, Shubert C, Moland ES, Traczeewski MM, et-al. Detection of extended-spectrum-beta-lactamases of the family Enterobacteriaceae with Vitek ESBL test. J Clin Microbiol. 1996;34:2997-3001.
Medline
2.Bradford P.A. Extended-spectrum beta-lactamases in the 21st century: Characterization, epidemiology, and detection of this important resistance threat. Clin Microbiol Rev. 2001;14:933-51.
Medline
3.Bush K. New beta-lactamases in gram-negative bacteria: Diversity and impact on the selection of antimicrobial therapy. Clin Infect Dis. 2001;32:1085-9.
Medline
4.Thomson KS, Moland E.S. Cefepime, piperacillin-tazobactam and the inoculum effect in tests with extended-spectrum beta-lactamase-producing Enterobacteriaceae. Antimicrob Agents Chemother. 2001;45:3548-54.
Medline
5.Rodriguez-Baño J, Navarro M.D. Impacto de las BLEE en los tratamientos empíricos y las políticas antibióticas. Enferm Infecc Microbiol Clin. 2007;25:54-9.
Medline
6.Lautenbach E, Patel JB, Bilker WB, Edelstein PH, Fishman N.O. Extended-spectrum beta-lactamase-producing Escherichia coli and Klebsiella pneumoniae: Risk factors for infection and impact of resistance on outcomes. Clin Infect Dis. 2001;32:1162-71.
Medline
7.Schiappa DA, Hayden MK, Matushek MG, Hashemi FN, Sullivan J, Smith KY, et-al. Ceftazidime-resistant Klebsiella pneumoniae and Escherichia coli in bloodstream infection: A case-control and molecular epidemiologie investigation. J Infect Dis. 1996;174:529-36.
Medline
8.Jarlier V, Nicolas MH, Fournier G, Phillipon A. Extended broad-spectrum ß-lactamases confirming resistance to newer ß-lactamase agents in Enterobacteriaceae: Hospital prevalence and susceptibility pattern. Rev Infect Dis. 1998;10:867-78.
Medline
9.Pitout J.D.D, Reisbig MD, Venter EC, Church DL, Hanson N.D. Modification of the double-disk test for detection of Enterobacteriaceae producing extended-spectrum and AmpC ß-lactamases. J Clin Microbiol. 2003;41:3933-5.
Medline
10.Essack S.Y. Laboratory detection of extended-spectrum β-lactamases (ESBL′s)- the need for a reliable, reproducible method. Diagn Microbiol Infect Dis. 2000;37:293-5.
Medline
11.Sanguinetti M, Posteraro B, Spanu T, Ciccaglione D, Romano L, Fiori B, et-al. Characterization of clinical isolates of Enterobacteriaeae from Italy by the BD Phoenix Extended-Spectrum β-lactamase detection method. J Clin Microbiol. 2003;41:1463-8.
Medline
12.Thomson KS, Sanders C.C. A simple and reliable method to screen isolates of Escherichia coli and Klebsiella pneumoniae for the production of TEM- and SHV-derived extended-spectrum β-lactamases. Clin Microbiol Infect. 1997;3:549-54.
Medline
13.Ehrhardt AF, Sandres CC, Moland E.S. Use of an isogenic Escherichia coli panel to design tests for discrimination of β-lactamase functional groups of Enterobacteriaceae. Antimicrob Agents Chemother. 1999;43:630-3.
Medline
14.Gibb P, Crichton M. Cefpodoxime screening of Escherichia coli and Klebsiella spp by Vitek for detection of organisms producing extended-spectrum beta-lactamases. Diagn Microbiol Infect Dis. 2000;38:255-7.
Medline
15.Thomson KS, Cornish NE, Hong SG, Hemsick K, Herdt C, Moland E.S. Comparison of Phoenix and Vitek 2 extended-spectrum-β-lactamase detection tests for analysis of Escherichia coli and Klebsiella isolates with well-characterized -β-lactamases. J Clin Microb. 2007;45:2380-4.