x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Cuidado de la piel seca y atópica

Maria-Josep Divins a

a Farmacéutica.

Artículo

Un sector creciente de la población tiene la piel excesivamente seca y atópica, problema que afecta sobre todo a niños y personas mayores. Pensando en ellos la farmacia cuenta con productos de cuidado y tratamiento específicamente formulados para garantizar eficacia y seguridad. La industria dermofarmacéutica ha investigado e innovado notablemente en este terreno en los últimos años, por lo que cada persona puede encontrar una solución individualizada a su caso.

La piel seca se caracteriza por su falta de flexibilidad, por la presencia de finas arrugas, aspereza y a menudo, picor. Las molestias son bastante más intensas cuando se trata de una piel seca atópica. En este caso se hace imprescindible seguir un tratamiento adecuado que logre minimizarlas. En la aparición y evolución de esta condición intervienen tanto factores ambientales como genéticos. Para su control se requieren cuidados constantes, que incluyen la adecuada selección de todos aquellos productos que puedan estar en contacto directo con la piel afectada. Afortunadamente, la eficacia de los cosméticos específicos que están a nuestra disposición en las farmacias está ampliamente contrastada.

Piel seca y piel atópica

Piel deshidratada no es sinónimo de piel seca, aunque son términos que a menudo se confunden. De manera un tanto simple, podríamos decir que una piel deshidratada es aquella que carece de suficiente agua en las capas epidérmicas, mientras que una piel seca es aquella que carece de sebo o éste se encuentra en cantidad insuficiente para cumplir su función protectora.

Los factores que influyen en la deshidratación y el resecamiento de la piel son muchos: algunos son ambientales, como un clima frío o, por el contrario, excesivamente cálido y seco, como la exposición al viento, al sol, a las calefacciones, etc. Otros, vinculados a los hábitos higiénicos, como el uso habitual de jabones y detergentes excesivamente enérgicos. Finalmente, también influyen factores intrínsecos como el estrés, la falta de alguna vitamina o de ciertos ácidos grasos en la alimentación habitual.

La piel intenta reducir la huida del agua hacia el exterior y para hacerlo se sirve fundamentalmente de dos mecanismos complementarios: el efecto barrera que ejercen los lípidos secretados por las glándulas sebáceas una vez depositados sobre la superficie epidérmica y la capacidad humectante de retención de agua en el interior de la epidermis que caracteriza diversas sustancias naturales que componen el llamado factor natural de humectación.

Las zonas mayormente expuestas, como cara y manos, padecen generalmente una pérdida mayor de estos dos elementos. Por todo ello, y a medida que se van cumpliendo años, la piel se vuelve cada vez más seca y deshidratada.

La piel atópica se muestra inflamada, seca y enrojecida, con descamación y agrietamiento. El picor es muy intenso y se pueden formar ampollas que supuran, además de excoriaciones y heridas debido al rascado. El rascado y la irritación crónica hacen que la piel se vuelva gruesa y adquiera, a veces, una textura como la del cuero.

Esta dolencia es más frecuente en la niñez que en la edad adulta ya que se inicia antes del año de vida en más del 60% de los pacientes. La presenta entre un 10 y un 20% de la población.

Se ha podido comprobar que las personas con piel seca atópica presentan a menudo en su epidermis concentraciones de ácidos grasos omega-6 (ácido linoleico y sus metabolitos) claramente insuficientes. Al mismo tiempo, tienen un exceso de ácido oléico y otros ácidos grasos omega-9).

Cuando hay una deficiencia de ácidos linoleico y gammalinoleico, hay un cambio en las ceramidas. Este grupo de sustancias forma lo que se conoce como la barrera de lípidos entre las células córneas (similar al cemento entre los ladrillos de un muro), que desempeña un papel esencial en la regulación de la humedad de la piel. Si la funcionalidad de las ceramidas se modifica, la estabilidad y funcionalidad de esta barrera de permeabilidad se modifica también. Por tanto y para que esto no suceda, se necesita un abastecimiento suficiente de ácidos grasos esenciales.

Productos hidratantes y emolientes

Los productos para hidratar la piel del cuerpo actúan no tanto por aporte directo de agua a la epidermis (pues este aporte, aunque existe, es poco significativo), sino dejando en la superficie y en las capas exteriores de la piel sustancias que la ayuden a retener el agua que necesita en su interior y darle una textura más suave, flexible y menos áspera.

Además de agua, en proporciones variables, estos productos contienen otros ingredientes como pueden ser aceites de origen mineral (vaselina, parafina líquida...), vegetal (aceites de germen de trigo y de aguacate...) o animal (lanolina y sus derivados...) y alguna sustancia humectante (glicerina, propilenglicol, alfahidroxiácidos, etc.). A menudo se le añaden algunas vitaminas, sobre todo la A o la E por sus propiedades antioxidantes, y finalmente el resto de ingredientes necesarios para permitir su conservación y el uso agradable del producto (emulgentes, viscosizantes, conservantes, aroma, etc.).

Mercado total de los hidratantes y emolientes

Estamos ante un mercado con un importante volumen de ventas. Durante el período analizado, que comprende desde agosto de 2010 a julio de 2011 (datos acumulados a julio de 2011) se vendieron cerca de 3.800.000 unidades en las farmacias, por un importe aproximado de 41,82 millones de euros (estos datos sólo reflejan las ventas intermediadas por la distribución farmacéutica mayorista).

Se trata de un mercado muy atomizado (más de 130 laboratorios y casi 400 productos) puesto que el mayor de ellos, Beiersdorf, únicamente obtiene un 12,8% del mercado total en valores.

Las formas clásicas como leches y cremas son las más vendidas, claramente por encima de todas las demás

Algo más de las tres cuartas partes de las ventas correspondieron a productos orientados a consumidores adultos. Concretamente un 74,8% de las unidades y un 81,9% de los valores, frente al 25,2% y 18,1% del segmento destinado a uso infantil (fig. 1).

Fig. 1. Hidratantes y emolientes: peso por segmentos (infantiles y adultos) Fuente: CEAH.

Fig. 1. Hidratantes y emolientes: peso por segmentos (infantiles y adultos) Fuente: CEAH.

Estos productos se comercializan en las farmacias bajo distintas presentaciones como leches, cremas, geles, aceites... Las formas clásicas como leches y cremas son las más vendidas, claramente por encima de todas las demás.

Ventas por laboratorios

Como ya se ha comentado, el laboratorio mejor clasificado fue Beiersdorf, con 274.000 unidades (7,3%) y 5,34 millones de euros a PVP (12,8%). Le siguió Leti con 325.000 unidades (8,7%) y 3,82 millones de euros (9,1%). A continuación encontramos a Bayer, con 486.000 unidades (13,0%) y 3,30 millones de euros (7,9%). Éste último fue el laboratorio que más unidades vendió durante el año analizado.

En cuarta posición se coloca Isdin (245.000 unidades [6,6%] y 3,24 millones de euros [7,8%]) y en quinta, Ducray (135.000 unidades [3,6%] y 2,80 millones de euros, [6,7%]). La Roche Posay vendió 151.000 unidades (4,0%) y 2,62 millones de euros (6,3%) y Expanscience, 326.000 unidades (8,7%) y 2,61 millones de euros (6,2%).

Reckitt-Benckiser es el último de los que sobrepasa la barrera del 5%, concretamente fueron 2,20 los millones de euros facturados (5,3%).

Para concluir con el listado de los 10 primeros cabe citar a Neutrógena (1,81 millones de euros, 4,3%) y Avène (1,59 millones de euros, 3,8%). La figura 2 refleja gráficamente estos datos.

Fig. 2. Hidratantes y emolientes: cuotas de mercado de los primeros laboratorios (valores). Fuente: CEAH.

Fig. 2. Hidratantes y emolientes: cuotas de mercado de los primeros laboratorios (valores). Fuente: CEAH.

Hidratantes y emolientes infantiles

En el segmento de hidratantes y emolientes infantiles fueron 940.000 las unidades vendidas, por un valor de 7,47 millones de euros. Se presentan también, como las destinadas al consumidor adulto, en forma de cremas, lociones, leches, emulsiones, etc.

Aunque algunas pueden pertenecer a las mismas gamas, no incluimos las cremas y pastas destinadas específicamente a aliviar las escoceduras infantiles, por tratarse de productos con orientación y composición muy diferentes de los aquí estudiados.

Cuotas de mercado por marcas

Mustela Hydra-Bebé (Expanscience) ocupó la primera posición del ranking con un montante de 1,61 millones de euros, 21,2% en porcentaje. La segunda fue Seba Med Baby de Leti, que consiguió 1,45 millones de euros (19,1%).

La tercera marca fue Nutraisdin de Isdin, con sus 1,02 millones de euros (13,4%). Le siguió Mustela Bebé (Expanscience) con 559.000 euros (7,4%); Weleda Caléndula (Weleda) con 248.000 euros (3,3%) y Mustela DP Stelatopia (Expanscience) con 223.000 euros (2,9%). La figura 4 refleja estos datos.

Fig. 4. Hidratantes y emolientes infantiles: cuotas de mercado de las primeras marcas (valores a PVP). Fuente: CEAH.

Fig. 4. Hidratantes y emolientes infantiles: cuotas de mercado de las primeras marcas (valores a PVP). Fuente: CEAH.

Cremas hidratantes infantiles

Dentro del tramo infantil, el grupo de las cremas fue el que consiguió unas mayores ventas. Su facturación alcanzó casi los 5 millones de euros (680.000 unidades).

Cuotas de mercado por marcas

Las tres marcas más vendidas de este segmento consiguieron superar la barrera del 10% en valor: Seba Med Baby (Leti) con 806.000 euros (16,3%), Nutraisdin (Isdin) con 625.000 euros (12,7%) y Mustela Bebé (Expanscience) con 559.000 euros (11,3%).

En cuarto lugar se situó Mustela Hydra-Bebé, también de Expanscience, con 425.000 euros (8,6%), seguida de Weleda Caléndula (Weleda) con 248.000 euros (5,0%), Mustela DP Stelatopia (Expanscience) con 223.000 euros (4,5%), Sebacur Pediátrico (Thea) con 203.000 euros (4,1%) y Avène Pediatril (Avène) con 169.000 euros (3,4%). La figura 5 refleja estos datos.

Fig. 5. Cremas hidratantes infantiles: cuotas de mercado de las primeras marcas (valores). Fuente: CEAH.

Fig. 5. Cremas hidratantes infantiles: cuotas de mercado de las primeras marcas (valores). Fuente: CEAH.

Leches corporales para adultos

El de las leches corporales para adultos es el grupo de mayor tamaño dentro del mercado de hidratantes para uso por adultos. Las ventas totales ascendieron a 1.322.000 unidades, con un montante aproximado de 19,06 millones de euros.

Cuotas de mercado por marcas

La marca mejor clasificada fue Eucerin Piel Sensible (Beiersdorf) con 191.000 unidades (14,4%) y 3,98 millones de euros (20,9%). En segundo lugar se situó Ureadin (Isdin) con 100.000 unidades vendidas (7,6% del total) por un importe de 1,93 millones de euros (10,1%). En tercer puesto se situó Neutrogena, con 118.000 euros (8,9%) y 1,81 millones de euros (9,5%).

Xeramance de Reckitt Benckiser fue la cuarta marca más vendida con 86.000 unidades (6,5%) y 1,26 millones de euros (6,6%), seguida por Balneum Plus de Almirall (67.000 unidades, 5,1% y 802.000 euros, 4,2%) y Exomega de Ducray (29.000 unidades, 2,2% y 673.000 euros, 3,5%).

A continuación y con porcentajes en valor situados entre el 3 y el 2% figuran Bepanthol (Bayer, 553.000 euros, 2,9%), Topylaude (Cum Laude, 529.000 euros, 2,8%), Ictyane (Ducray, 481.000 euros, 2,5%), Leti AT-4 (Leti, 461.000 euros, 2,4%) y Atopic Piel (OTC Ibérica, 437.000 euros, 2,3%) (tabla I).

Tabla I. Leches corporales para adultos: cuotas de mercado de las primeras marcas

Cremas hidratantes para adultos

Las ventas durante los 12 meses analizados fueron de 1.193.000 unidades por un importe de 13,70 millones de euros.

Cuotas de mercado por marcas

La marca más vendida fue Bepanthol de Bayer, con 438.000 unidades y 2,75 millones de euros (20,0%). Lipikar de La Roche Posay fue la segunda con más de 65.000 unidades y 1,51 millones de euros (11,0%). Le siguió Eucerin Piel Sensible (Beiersdorf) con 81.000 unidades y 1,32 millones de euros (9,6%). A Derma Exomega de Ducray fue la cuarta: vendió 52.000 unidades y facturó 1,11 millones de euros (8,1%).

En las posiciones siguientes encontramos: Trixera+ (Avène, 951.000 euros, 6,9%), Xeramance (Reckitt Benckiser, 879.000 euros, 6,4%), Leti AT-4 (Leti, 677.000 euros, 4,9%), Lipikar Bálsamo (La Roche Posay, 560.000 euros, 4,1%), Balneum Plus (Almirall, 367.000 euros, 2,7%) e Ictyane (Ducray, 315.000 euros, 2,3%). La figura 3 refleja estos datos.

Fig. 3. Cremas hidratantes para dultos: cuotas de mercado de las primeras marcas (valores). Fuente: CEAH.

Fig. 3. Cremas hidratantes para dultos: cuotas de mercado de las primeras marcas (valores). Fuente: CEAH.

El cuidado de la piel seca

A la vista está que las cifras de este mercado son importantes. Los usuarios de productos para combatir la sequedad cutánea son muchos, y el total de productos comercializados es enorme. Obviamente, debido al gran número de marcas y formatos existentes, disponer de todas ellas en las farmacias es prácticamente imposible. Se impone, por tanto, una acertada selección. Para ello es imprescindible conocer los aspectos diferenciales de cada producto para poder aconsejar de manera adecuada a nuestros clientes y seleccionar aquellos productos más apropiados a nuestro entorno socioeconómico.

Recordemos que, además, cualquier consejo que pueda orientar al cliente será siempre bienvenido ya que son frecuentes las dudas sobre ciertos aspectos del tratamiento.

Sabemos que la piel seca atópica necesita de cuidados continuos. No sólo es fundamental mantenerla siempre hidratada. También hay que evitar los jabones (deben utilizarse sustitutos del jabón sin detergentes o syndets), utilizar ropa de ~bras naturales que faciliten la eliminación del sudor, etc. Asimismo es conveniente tener siempre a mano aquellos fármacos que el dermatólogo haya recetado para su uso especí~co cuando se presente algún brote fuerte de atopia.