x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Indexada en:

Latindex, Dialnet, Bibliomed, CINAHL, Eventline, IBECS, Scopus

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank

La Fisioterapia: ciencia y arte

The Physiotherapy: science and art

Alejandro Plaza Fernández a

a

Artículo

Editorial


La Fisioterapia: ciencia y arte

Esta joven profesión que es la nuestra es ciencia y arte a la vez. Ciencia porque nos permite conocer su propio desarrollo científico y arte porque aplicamos esos conocimientos en nuestros pacientes para devolverles su estado primitivo. Por ello los conocimientos y el aprendizaje de los métodos y técnicas van siempre ligados a la aplicación que realizamos sobre el propio paciente.

La Fisioterapia como profesión responde a una demanda social para cuyo cumplimiento requiere que sus miembros posean conocimientos y habilidades especiales. Tiene un cuerpo de conocimiento propio que intenta constantemente aumentar. Establece sus propias normas, modelos de actuación y criterios de evaluación. Se autoforma, se adapta a las demandas sociales, posee un código deontológico y se gobierna a sí misma.

La ciencia y arte de la Fisioterapia tiene tres funciones donde se aglutina. Son: la función asistencial, la docencia universitaria y la investigación. La docencia universitaria es el primer paso que debe dar cualquier persona para formar parte del mundo de la Fisioterapia; son muchas las asignaturas pendientes que tiene la universidad; tal vez la primera y más importante sea cuidar la formación del fisioterapeuta, así como la del profesorado. La función asistencial es tal vez el primer objetivo de la Fisioterapia, al margen de la Fisioterapia especializada y la primaria, es el ejercicio libre el gran reto a desarrollar en nuestro país, facilitando el camino y los medios a los nuevos fisioterapeutas. La investigación en el campo de la Fisioterapia lo primero que tienen que hacer los docentes es formarse en investigación, estudiar los principios, valorar los campos de actuación, etc.

El fisioterapeuta es un artista con sus manos; la conexión entre profesional y paciente es fundamental para la recuperación; la sensibilidad de uno y otro logran conectar también los sistemas nerviosos y establecer ese contacto tan particular que hay entre profesional y paciente, tan necesario para la recuperación. Tenemos la suerte de permanecer horas al lado del paciente en un proceso más o menos largo de recuperación, por eso somos privilegiados a la hora de sintonizar con el paciente. Nuestro arte siempre debe ir acompañado a la ciencia; son muchos los avances que se han dado en nuestra profesión y el fisioterapeuta tiene el deber y la obligación de estar al día en beneficio de la sociedad.

El problema principal que tenemos hoy los fisioterapeutas es el exceso de contenidos en la diplomatura de Fisioterapia; urge cuanto antes conseguir la licenciatura en Fisioterapia, de esta forma el nivel docente de los alumnos de Fisioterapia estamos seguros que sería más alto y además el terreno de la investigación en Fisioterapia podríamos desarrollarlo con mayor rigor e intensidad. Es nuestro futuro más inmediato y por el que tenemos que caminar tanto asistenciales, docentes y también los alumnos de Fisioterapia.

Para poder conseguir todos estos objetivos es necesaria la unidad de todos los fisioterapeutas, tanto docentes como asistenciales y clínicos, aglutinados en el Consejo General de Colegios de Fisioterapia, cada uno desde su colegio profesional en su comunidad autónoma correspondiente, para esto todos los fisioterapeutas debemos estar colegiados como nos lo exige la ley. Para ello es necesario que las ocho comunidades autónomas que aún no tienen colegios profesional lo consigan lo antes posible. La Asociación Española de Fisioterapeutas se encargará de que lo consigan igual que lo ha hecho con los nueve colegios ya constituidos, pasando de forma reglada y consensuada el patrimonio económico, mobiliario, científico, humano, etc., al Consejo General de Colegios de Fisioterapia en España.

Nunca debemos olvidar los fisioterapeutas que nuestra profesión, la Fisioterapia, es ciencia y arte y que gracias a ella la sociedad cada día mejora el nivel de prevención y de recuperación, manteniendo un nivel adecuado de salud.

Alejandro Plaza Fernández