x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Indexada en:

Latindex, Dialnet, Bibliomed, CINAHL, Eventline, IBECS, Scopus

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank
doi: 10.1016/j.ft.2009.11.004

Presión asistencial y demora en las salas de fisioterapia de atención primaria en Andalucía

Health care pressure and delay in the physiotherapy rooms of primary care in Andalucia

A.M. Mesa Ruiz a, , R. López Liria a, P. Garrido Fernández b, P. Rocamora Pérez a, M. Fernández Sánchez a, S. Pérez de la Cruz a

a Departamento de Enfermería y Fisioterapia, Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud, Universidad de Almería, España
b Fundación para la Investigación Biosanitaria de Andalucía Oriental (FIBAO), Hospital Torrecárdenas, Almería, España

Palabras Clave

Fisioterapia. Atención primaria. Variabilidad. Demora. Presión asistencial.

Keywords

Physiotherapy. Primary health care. Variability. Delay. Care workload.

Resumen

Introducción

La puesta en marcha del Plan de Apoyo de las Familias Andaluzas (Decreto 137/2002) ha supuesto una reforma bastante positiva para la fisioterapia de atención primaria (AP) en Andalucía, si bien esta ha sido lenta, irregular, con recursos insuficientes y poco homogéneos.

Objetivos

Conocer la variabilidad de las ratios «fisioterapeuta de AP por habitantes» en todas las salas de Andalucía, observar su influencia en los indicadores asistenciales de los que se dispone y hallar los factores de riesgo que afectan a los tiempos de espera para el inicio del tratamiento fisioterápico.

Material y métodos

Estudio observacional descriptivo ecológico. Periodo de estudio: primer semestre de 2008. Fuente de información: Sistema de Información para la Gestión de AP. El análisis estadístico realizado se ha valorado de acuerdo a los criterios psicométricos de escalas numéricas. Se ha utilizado análisis bivariante, regresión lineal, regresión logística y análisis multivariante.

Resultados

Existe una gran variabilidad de ratio fisioterapeuta de AP por habitantes en las salas de fisioterapia de Andalucía. Se ha obtenido una ecuación que calcula la probabilidad de demora en días para el inicio de tratamiento fisioterápico de un paciente con derivación normal que depende, especialmente, de la cantidad de población asignada al fisioterapeuta de AP y de la demora que provoca la derivación de pacientes preferentes. Habiendo comprobado la relación que existe entre estas variables, parece conveniente y prioritario el incremento de los recursos humanos en las salas con ratios elevadas.

Artículo

Introducción

La puesta en marcha del Plan de Apoyo de las Familias Andaluzas1 supone una reforma bastante positiva para la fisioterapia de atención primaria (AP) en Andalucía2,3. En sus inicios, el apoyo de los órganos directivos para afianzar este proyecto y el esfuerzo de los fisioterapeutas para responder con recursos de calidad (tanto científico-técnicos como organizativos y de gestión)2, originó unas expectativas muy optimistas3,4. Pero ha sucedido que, con el paso de tiempo y la falta de soluciones a ciertas dificultades, se han producido dudas sobre las expectativas del ejercicio profesional a largo plazo4.

El desarrollo de la fisioterapia en AP en Andalucía ha sido semejante al de la AP en salud en general3: lento, irregular, con recursos insuficientes5 y poco homogéneos2,5. Entre los factores que han podido motivarlo pueden citarse la escasez presupuestaria4, el incremento de la demanda4,6,7, las limitaciones en el acceso a los recursos terapéuticos8, la falta de comunicación interprofesional y el exceso de trabajo burocrático5,9,10. La consecuencia directa de todo esto es que se producen situaciones como insatisfacción del usuario, inconsistencia en la información registrada sobre el tratamiento y su seguimiento, saturación de las salas o tiempos de espera prolongados11 sin olvidar la desigual carga de trabajo que soportan algunas salas de fisioterapia12.

La presión asistencial se expresa como el número de pacientes por profesional y día13 que en nuestro medio incluirá tanto a los que reciben tratamiento en sala9,14, como en atención domiciliaria9,14,15.

Se estima necesario conocer este aspecto2 para adecuar los recursos humanos y materiales necesarios para posibilitar una atención de calidad16; pero, actualmente, se carece de indicadores que reflejen la realidad de la asistencia prestada10.

Uno de los más utilizados, el número de sanitarios necesarios por habitante, es muy discutido4,17. Sobre el colectivo médico, que es en el que más se ha investigado en este aspecto, el consenso mundial aconseja ir disminuyendo la población por médico desde unos 2.000 a unos 1.500 habitantes, pero sin existir evidencia científica sobre este aspecto4. Además, se ha demostrado que el incremento neto de profesionales sanitarios en los últimos años no se ha correspondido con una mejora en la misma proporción en la ratio respecto a la población17.

Esta circunstancia puede extrapolarse a la fisioterapia, donde la ratio «fisioterapeuta por habitante» es muy variable. Desde el documento marco para el rediseño de la fisioterapia en AP16, se recomienda una razón de un fisioterapeuta cada 4.000 habitantes (ratio 1:4.000), ajustable a una ratio de 1:3.000 para las unidades rurales y de 1:5.000 a 1:8.000 para las urbanas, mientras que en el Senado, dentro de la Ponencia de Estudio de las Necesidades de Recursos Humanos en el Sistema Nacional de Salud, se propone una ratio de 1:1.20018.

Comunidades autónomas como Canarias se acercan a estos índices con una ratio fisioterapeuta por habitante de 1:3.50019, pero en algunas de sus zonas de salud, como la isla de La Palma, aumenta esta proporción hasta el 1:10.000; otras como Madrid, que en 2001 se situaba en el 1:45.00020, intenta ajustarse a los 25.000 habitantes por fisioterapeuta21 pero con una demanda asistencial que ha aumentado considerablemente en los últimos años20,21,22.

En el caso de Andalucía, la ratio se situaba en 1:12.042 en 200423, pero la actividad asistencial, al igual que en el caso madrileño, también se ha incrementado15, además de que esa cifra incluye tanto a los fisioterapeutas de AP como al resto de fisioterapeutas que trabajan para el Servicio Andaluz de Salud (en equipos móviles y hospitales)23.

Este estudio se plantea con el objetivo principal de conocer la variabilidad de las ratios «fisioterapeuta de AP por habitantes» en todas las salas de Andalucía, y con los objetivos secundarios de observar cómo influye dicha variabilidad en los indicadores asistenciales de los que se dispone, hallar los factores de riesgo que afectan a los tiempos de espera para el inicio del tratamiento fisioterápico y generar una ecuación mediante regresión lineal que nos ofrezca cual es la media de demora en días para los pacientes derivados a salas de fisioterapia de AP.

Material y métodos

Estudio observacional descriptivo ecológico. Se ha extraído la información de la base de datos del SIGAP (Sistema de Información para la Gestión de AP) realizada por los fisioterapeutas de AP de todas las salas de fisioterapia de Andalucía y compilada por la Dirección General de Asistencia Sanitaria (perteneciente a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía), durante el primer semestre de 2008.

Estos datos fueron codificados para su posterior análisis, dentro del paquete estadístico SPSS 15.0. El análisis estadístico realizado se ha valorado de acuerdo a los criterios psicométricos de escalas numéricas.

Para el cálculo de la ratio «habitantes por fisioterapeuta» se han incluido los datos de todas las salas de fisioterapia de AP de Andalucía, excepto 20 de ellas que presentaban valores fuera de control o «outliers», que podían alterar los resultados esperados de la muestra (tabla 1).

Tabla 1. Salas excluidas del estudio por riesgo de alterar los resultados esperados

Sala de fisioterapia de AP Variable por la que se excluye Valor
Pedro Martínez N.° total de fisioterapeutas 0,5
Iznajar N.° total de fisioterapeutas 0,5
La Carihuela N.° de sesiones por paciente al mes por fisioterapeuta 6.802
Montefrío N.° de sesiones por paciente al mes por fisioterapeuta 5.518
Virgen de la Cabeza N.° de sesiones por paciente al mes por fisioterapeuta 0
Carranque N.° de días hasta el inicio de TTO en pacientes normales 1.137
Rincón de la Victoria N.° de días hasta el inicio de TTO en pacientes preferentes 293
Pozo Alcón Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 717
Jódar Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 585
La Carolina Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 493
Loja Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 476
Peñarroya Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 391
Santa Fe Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 375
Maracena Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 349
Pinos Puente Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 315
La Zubia Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 304
Albolote Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 297
Huéscar Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 297
Armilla Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 289
Abla-Tabernas Pacientes atendidos en TTO individual por fisioterapeuta 274

Además, se compararon los resultados de actividad obtenidos con los estándares que propone la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, fijados de la siguiente manera14,24:

  • • Pacientes nuevos al mes en tratamiento individual por fisioterapeuta: 16.

  • • Pacientes nuevos al mes en tratamiento grupal por fisioterapeuta: mayor de 10.

  • • Promedio de tiempo hasta inicio de tratamiento en pacientes con derivación normal: menor o igual a 5 semanas.

  • • Promedio de tiempo hasta inicio de tratamiento en pacientes con derivación preferente: menor o igual a 2 semanas.

Posteriormente se realizó un análisis bivariante para hallar posibles relaciones entre la variable dependiente y las independientes. Si la variable respuesta fue cuantitativa se realizó una regresión lineal, mientras que la regresión logística se utilizó cuando la variable dependiente fue dicotómica.

Para responder al objetivo de identificar los factores de riesgo en el «tiempo de espera», se ha creado un modelo utilizando el análisis multivariante diferenciándose entre derivación «normal» o «preferente»14.

Resultados

De los 33 distritos sanitarios de AP en los que se divide Andalucía, 32 ofertan fisioterapia de AP. Existen un total de 187 salas de tratamiento (una media de 5,8 salas por distrito) en las cuales trabajan 247 fisioterapeutas. La población de referencia total para todas las salas de AP de Andalucía es de 5.182.063 habitantes, con una ratio global de 1 fisioterapeuta de AP por cada 20.980 habitantes. La ratio por cada distrito sanitario se representa en la tabla 2.

Tabla 2. Ratio fisioterapeuta de AP por habitante en los distritos sanitarios de Andalucía

Provincia Distrito o AGS Ratio
Almería AGS Norte de Almería 1:16.563
  DistritoAlmería 1:22.689
  Distrito Poniente de Almería 1:25.071
Cádiz AGS Campo de Gibraltar 1:12.413
  Distrito Bahía de Cádiz–La Janda 1:26.267
  Distrito Jerez Costa Noroeste 1:25.466
  Distrito Sierra de Cádiz 1:19677
Córdoba AGS Norte de Córdoba 1:16.184
  Distrito Córdoba 0 fisioterapeutas en AP
  Distrito Córdoba Sur 1:15.480
  Distrito Guadalquivir 1:17.161
Granada AGS Sur de Granada 1:12.038
  Distrito Granada 1:38.967
  Distrito Granada Nordeste 1:11.652
  Distrito Metropolitano de Granada 1:25.381
Huelva Distrito Condado–Campiña 1:24.548
  Distrito Huelva Costa 1:25.721
  Distrito Sierra de Huelva–Andévalo Central 1:13.127
Jaén Distrito Jaén 1:12.825
  Distriro Jaén Nordeste 1:11.354
  Distrito Jaén Norte 1:23.353
  Distrito Jaén Sur 1:15.543
Málaga AGS Norte de Málaga 1:19.848
  AGS Serranía de Málaga 1:5.539
  Distrito Axarquía 1:18.613
  Distrito Costa del Sol 1:26.408
  Distrito Málaga 1:28.221
  Distrito Valle del Guadalhorce 1:17.932
Sevilla AGS Osuna 1:17.992
  Distrito Aljarafe 1:27.756
  Distrito Sevilla 1:18.898
  Distrito Sevilla Norte 1:21.237
  Distrito Sevilla Sur 1:21.366

AGS: área de gestión sanitaria.

Por salas de fisioterapia, el 60,8% tienen una ratio habitante por fisioterapeuta menor que la media, mientras que el 39,2% restante la supera, con 7 salas con valores fuera de control (siendo la ratio máxima de 1:65.876 en la sala de Realejo). En el percentil 25 se sitúan 57 salas de fisioterapia, siendo Santiago Pontones la sala con menor ratio (1:3.579) (figura 1).

Proporción de habitantes por fisioterapeuta en las 187 salas de fisioterapia de Andalucía.

Figura 1. Proporción de habitantes por fisioterapeuta en las 187 salas de fisioterapia de Andalucía.

Las salas en las que hay un solo fisioterapeuta representan el 74,7% del total. Existen casos con 2 fisioterapeutas por sala (19,4%), con 3 fisioterapeutas por sala (3,7%) y 4 fisioterapeutas por sala (2,2%).

Para el resto de las variables no se han tenido en cuenta los registros «outliers», como se ha destacado anteriormente en el apartado de metodología. Teniendo esto en cuenta, observamos que la media de pacientes incluidos en tratamiento individual por fisioterapeuta y mes es de 22, con una desviación típica de 9 pacientes. Con respecto al estándar fijado en este caso, que se establece en 16 pacientes nuevos al mes, el índice de cumplimiento es del 76,5% de las salas, donde este indicador varía entre los 16 y los 46,5 pacientes nuevos al mes.

Con respecto al número de sesiones realizadas a pacientes por fisioterapeuta al mes en modalidad de tratamiento individual, la media se sitúa en 405 sesiones, con una desviación típica de 130 sesiones. La media de pacientes atendidos en tratamiento grupal por fisioterapeuta al mes es de 12, con una desviación típica de 10 pacientes. Con respecto al estándar fijado en este caso, que se establece en más de 10 pacientes nuevos al mes, el índice de cumplimiento es del 46,4% de las salas, donde este indicador varía entre los 10,3 y los 60,3 pacientes nuevos al mes. La media de sesiones en el domicilio por fisioterapeuta y mes ha sido de 3, con una desviación típica de 3 sesiones domiciliarias.

El número medio de días hasta el inicio del tratamiento de los pacientes con derivación de tipo normal ha sido de 41 días, con una desviación típica de 58 días. El 25,9% de las salas no ha registrado ningún día de espera para estos pacientes. En el 33,7% de las salas, se ha tardado más de 5 semanas en comenzar el tratamiento de fisioterapia. Hay 14 salas situadas fuera del límite de control superior, con espera mayor a 130 días (figura 2)

Días para inicio de tratamiento fisioterápico en pacientes con derivación normal.

Figura 2. Días para inicio de tratamiento fisioterápico en pacientes con derivación normal.

Al realizar el índice de correlación de Pearson y tomada como variable dependiente el número de días hasta el inicio del tratamiento en pacientes con derivación normal, son significativas las siguientes variables independientes: ratio habitantes por fisioterapeuta (p=0,01); total sesiones de tratamiento individual/fisio (p=0,01); número de días de espera hasta inicio del tratamiento preferente (p=0,01); pacientes atendidos en tratamiento individual (p=0,099).

En los resultados de la regresión lineal (IC 95%) se puede observar que, de todos los anteriores, el número de días hasta el inicio del tratamiento preferente es la variable que más influye en el inicio del tratamiento en los pacientes con derivación normal. La R cuadrado corregida constata que el 52% de la variable dependiente está explicada por las variables independientes (habitantes por fisioterapeuta; total sesiones por tratamiento individual; número de días hasta el inicio del tratamiento preferente; pacientes atendidos por tratamiento individual) (tabla 3). Se ha obtenido una ecuación que calcula la probabilidad de demora en días para el inicio de tratamiento fisioterápico de un paciente con derivación tipo normal:

Fórmula

Tabla 3. Variables que influyen en la demora de los pacientes con derivación tipo normal

V. Independientes Coeficiente B Intervalo confianza para B al 95% Significación Coeficiente
Inferior Superior Estandarizado
Habitantes por fisioterapeuta 0,001 0,000 0,02 0,011 0,145
Total sesiones tratamiento individual/fisioterapeuta 0,060 −0,01 0,121 0,055 0,133
Número de días hasta inicio tratamiento preferente 1,225 1,002 1,448 0,000 0,631
Pacientes atendidos tratamiento individual/fisioterapeuta −1,066 −1,946 −1,86 0,018 −0,164

Modelo R cuadrado=5,38; R cuadrado corregida=5,27; Valor de la Anova del modelo p <0,001.

La ratio habitantes por fisioterapeuta y el número de días hasta el inicio del tratamiento de los pacientes preferentes son posibles factores de riesgo para la demora en el inicio del tratamiento de pacientes con derivación normal tras realizar la regresión logística, con una prueba de Hosmer y Lemeshow significativa (p=0,930) (por tanto no son factores de riesgo las siguientes variables: pacientes que son atendidos en tratamiento individual, número de sesiones por pacientes totales al mes y pacientes atendidos en tratamiento grupal por fisioterapeuta). El cálculo de la odds ratio para el número de habitantes por fisioterapeuta nos da un valor igual a 1, 058, lo que quiere decir que el riesgo de que la espera para el tratamiento de los pacientes supere el límite aceptable (5 semanas) aumenta en un 5,8% por cada mil habitantes más. La odds ratio para el número de días hasta el inicio del tratamiento de los pacientes preferentes es de 1,911. Esto significa que por cada día de espera preferente que exista en una sala, hay un riesgo 1,9 veces mayor (un 91,1% más de posibilidad) de que la espera para el tratamiento de los pacientes normales sea inaceptable.

El número medio de días hasta el inicio del tratamiento de los pacientes considerados preferentes ha sido de 14 días, con una desviación típica de 30 días. El 38,6% de las salas no ha registrado demora alguna en estos pacientes. En el 22,3% de las salas, se ha tardado más de 2 semanas en comenzar el tratamiento de fisioterapia. Hay 16 salas, situadas fuera del límite de control superior, con espera mayor a 40 días (figura 3).

Días para inicio de tratamiento fisioterápico en pacientes con derivación preferente.

Figura 3. Días para inicio de tratamiento fisioterápico en pacientes con derivación preferente.

Al realizar el índice de correlación de Pearson, y tomada como variable dependiente el número de días hasta el inicio del tratamiento en pacientes con derivación preferente, son significativas las siguientes variables independientes: ratio habitantes por fisioterapeuta (p=0,01) y total de sesiones tratamiento individual/fisioterapeuta (p=0,01). Pero el modelo generado por la regresión lineal no permite estimar una función lineal de las 3 variables conjuntas.

Al realizar la regresión logística para identificar los factores de riesgo que afectan al número de días hasta el inicio del tratamiento de los pacientes con derivación preferente, obtenemos como posible factor de riesgo el número de habitantes por fisioterapeuta. La odds ratio es de 1,071 lo que nos indica que por cada 1.000 habitantes más de población/fisioterapeuta, existe un 7,1% más de riesgo de que la espera en este caso sea inaceptable (superior a 2 semanas).

Discusión

La principal limitación con la que se ha encontrado el estudio es que los datos presentados provienen de los resultados que ha elaborado la Dirección General de Asistencia Sanitaria a partir de lo registrado por cada uno de los fisioterapeutas de AP, por lo que no ha habido control sobre el correcto cumplimiento del SIGAP o de los posibles errores al transcribir los datos o al realizar las comprobaciones de los estadísticos obtenidos. Las variables analizadas que aportaba el informe son escasas, por lo que no pueden recoger todos los aspectos que puedan influir en la actividad asistencial de los fisioterapeutas de AP de Andalucía. Otras limitaciones importantes son las propias de un estudio ecológico, especialmente el sesgo denominado «falacia ecológica» que consiste en que aunque exista una asociación ecológica, dicha asociación no garantiza que también exista de forma individual puesto que no se pueden controlar por variables potencialmente confusoras.

Es relevante la enorme variabilidad de ratio fisioterapeuta de AP por habitantes en las salas de fisioterapia de Andalucía16,18,23. Sería necesario que, desde las direcciones de los distritos con peor ratio fisioterapeuta de AP por habitantes (Granada, Málaga y Aljarafe), se plantearan medidas para solucionar este aspecto. Paralelamente, existe gran variabilidad en cuanto a las características físicas, de presión asistencial y de cartera de servicios12,25,26 en las salas de fisioterapia de Andalucía.

Por todo ello, quizás no sea prioritario establecer una ratio ideal27 para el colectivo de fisioterapeutas de AP de Andalucía, ya que este indicador no tiene en cuenta las distribuciones de tipo de patologías tratadas4,22,28,29, de los recursos disponibles4,9,16,29, de las derivaciones realizadas2,27,29 o de la comunicación existente entre los fisioterapeutas y los agentes que derivan pacientes a las salas30, pero sí ajustarla en algunas de las salas.

Si comparamos de forma global los resultados obtenidos con lo que se establece en el Contrato Programa 2005–200824, vemos que se cumplen todos los estándares establecidos, excepto el de días de espera en pacientes con derivación normal (que supera las 5 semanas establecidas). Esto no quiere decir que la situación de demora esté controlada en todas las salas de fisioterapia de AP de Andalucía, lo que se objetiva al observar de forma pormenorizada los resultados de un porcentaje significativo de ellas, especialmente de las que tienen unas ratios fisioterapeuta de AP por habitantes mayores que la media.

Se ha observado que una mayor demora en el inicio de tratamiento de los pacientes con derivación tipo normal depende de una mayor ratio habitante por fisioterapeuta de AP y un mayor número de pacientes derivados para tratamiento individual (lo que aumenta consiguientemente el número de sesiones realizadas al mes). Pero la variable más determinante es el número de días hasta el inicio del tratamiento preferente; por cada día de demora en la citación de un paciente preferente, se produce un incremento del 91,1% en la probabilidad de que el tiempo de espera de los pacientes normales sobrepase el estándar establecido en Andalucía24.

No ocurre así en el caso contrario, puesto que el que exista pacientes con derivación normal en espera no conlleva necesariamente una demora de los preferentes. Un paciente preferente se define como aquel en el que la demora en el inicio de la fisioterapia puede poner en riesgo las posibilidades de revertir los déficits funcionales o evitar la aparición o el incremento de una discapacidad14. Es este el motivo por el que los fisioterapeutas de AP pueden citar con la mayor antelación posible a estos pacientes, en detrimento de los pacientes con derivación normal, en los que no existe ese riesgo14. En ambos tipos de derivación, el factor común que influye en el incremento de la demora es el número de habitantes por fisioterapeuta, lo que nos lleva de nuevo a plantearnos como una necesidad primordial ajustar una ratio adecuada para conseguir un desempeño profesional eficiente además de tomar en cuenta otras medidas de actuación para intervenir sobre este aspecto.

Lo ideal sería ampliar los recursos humanos en salas que cuentan con un solo fisioterapeuta (la mayoría de ellas), lo que además podría cumplir el objetivo de mejorar la accesibilidad de los usuarios a los servicios de fisioterapia de AP14. El contar con salas de tratamiento con un mínimo de dos fisioterapeutas significaría, en este sentido, estar en condición de ofertar este servicio en horario de mañana y de tarde, como plantea la propia organización24.

De realizarse esta medida de actuación, sería necesario adecuar el número de fisioterapeutas, en primer lugar, en salas con problemas acuciantes de demora y/o con ratios desproporcionadas: se ha demostrado que, por ejemplo, una sala con 20.000 habitantes por fisioterapeuta tiene un 71% más de posibilidades de tener demora inaceptable para los pacientes derivados de forma preferente que una sala con 10.000 habitantes por fisioterapeuta.

En el caso de las salas con ratios más moderaras, donde pueden darse situaciones puntuales de exceso de presión asistencial secundarias a un incremento del número de derivaciones2, se puede mejorar con algunas medidas de actuación específicas, pues existe un margen de actuación que no tienen las salas con mayor sobrecarga asistencial. Se proponen las siguientes medidas de actuación:

  • • Crear un ambiente laboral organizado y con los recursos adecuados2,16.

  • • Cumplir los criterios que se establecen en la guía de procedimientos de fisioterapia y rehabilitación en AP, especialmente en lo referente a los mecanismos de derivación, los criterios de priorización y los sistemas de comunicación interniveles.

  • • (en normales y preferentes)2,12,14,29.

  • • Incluir indicadores de cobertura que reflejen adecuadamente el trabajo desarrollado22, puesto que, actualmente, no se tiene en cuenta la variabilidad del trabajo del fisioterapeuta de AP2,9,22.

En este estudio se ha observado una desviación muy amplia en las sesiones realizadas de tratamiento individual, lo que puede indicar que exista dicha variabilidad tanto en la tipología de patologías atendidas en las salas, como en la aplicación de técnicas fisioterápicas. En el caso del tratamiento grupal, los valores son más homogéneos, seguramente porque se utilicen protocolos de actuación similares en todas las salas31,32. La existencia de varios «outliers» puede sugerir que existan salas en las que se dedique más tiempo a este tipo de tratamiento que al individual o que dispongan de recursos más adecuados para la realización del mismo. Esta misma reflexión puede aplicarse a los tratamientos domiciliarios.

Uno de los resultados principales de este estudio, es haber obtenido una ecuación que calcula la probabilidad de demora en días para el inicio de tratamiento fisioterápico de un paciente con derivación tipo normal, que depende, especialmente, de la cantidad de población asignada al fisioterapeuta de AP y de la demora que provoca la derivación de pacientes preferentes. Habiendo comprobado la relación que existe entre estas variables, parece conveniente y prioritario el incremento de los recursos humanos en las salas con ratios elevadas.

Conflicto de intereses

Declaramos no tener conflicto de intereses.

Recibido 2 Julio 2009
Aceptado 16 Noviembre 2009

Autor para correspondencia. mesafisio@yahoo.es

Bibliografía

1.Decreto 137/2002 de 30 de abril sobre el Plan de Apoyo a las Familias Andaluzas. Boletín Oficial de la Junta de Andalucía 2002; 52: 7127–4.
2.Mesa AM, Peinado MJ, Barroso P, López R, Martínez MI, Romero M.C. Aplicación del análisis DAFO en una sala de fisioterapia de nueva creación. Cuestiones de Fisioterapia. 2007; 34:43-58.
3.Villafaina M. Evolución de la Fisioterapia en el Sistema Sanitario Público Andaluz. En: II Jornadas de Fisioterapia y Rehabilitación “Avanzando juntos”. Benalmádena; Distrito de Atención Primaria Costa del Sol, Consejería de Salud, Junta de Andalucía; 2009.
4.Gervás J, Pérez M, Palomo L, Pastor R. 20 años de reforma de la atención primaria en España. Valoración para el aprendizaje por acierto-error. Madrid: REAP; 2005. [Informe para el la Oficina de Planificación Sanitaria y Calidad, Ministerio de Sanidad y Consumo].
5.Martín M, Marciano Bayle M, Palomo L. El desarrollo de la atención primaria en relación con la orientación política de los gobiernos autonómicos. Atención primaria. 2008; 40:277-88.
6.Carles R, Gómez-Conesa A, Abril E. Estrés de índole laboral. Fisioterapia. 2006; 28:87-97.
7.Gandini BJ, Paulini SS, Irusta MJ, Sales J, Freites L. El desgaste profesional o síndrome de estrés laboral asistencial (burnout) entre los profesionales de la salud de la ciudad de Córdoba. Rev Fac Cienc Méd (Córdoba). 2006; 63:18-25.
8.Del Llano J, Millán J. Ética y gestión sanitaria. Med Clin (Barc). 2002; 118:337-8.
9.Romero MC, Mesa AM, Martínez MI, Barroso P. Organización de la actividad asistencial del fisioterapeuta en las salas de atención primaria. Fisioterapia. 2008; 30:273-8.
10.Gérvas J, Palomo L, Pastor-Sánchez R, Pérez-Fernández M, Rubio C. Problemas acuciantes en atención primaria. Aten Primaria. 2001; 28:472-7.
Medline
11.Medina F, Meseguer AB, Navarrete S, Saturno PJ, Valera JF, Montilla J. Calidad percibida por los usuarios de Fisioterapia en Atención Primaria. Rev Iberoam Fisioter Kinesol. 2005; 8:3-10.
12.Escuela Andaluza de Salud Pública. Evaluación del funcionamiento de las salas de rehabilitación y fisioterapia de atención primaria [CD-ROM]. Informe del Área de Consultoría de la Escuela Andaluza de Salud Pública. Granada: EASP; 2005.
13.Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Atención a las personas en situación de dependencia: Libro blanco. Madrid: Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO); 2005.
14.Alcalde A, Cabrera MJ, de Orta J, Gálvez R, Hidalgo M, Luna F, et-al. Rehabilitación y Fisioterapia en atención primaria: Guía de procedimientos. Sevilla: Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud. Junta de Andalucía; 2003.
15.Martínez MI, Mesa AM, Romero MC, Barroso P, Peinado M.J. Fisioterapia en atención domiciliaria en una zona rural de la provincia de Almería. Med fam Andal. 2008; 2:99-109.
16.Inglés MM, Luengo MD, Medina F, Pérez MR, Sanz C, Sánchez ME. Documento marco para el rediseño de la fisioterapia en atención primaria [Libro en Internet]. Salamanca: Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla y León; 2007 [acceso el 28 de enero de 2009]. Disponible en: http://www.cpfcyl.com/descargas/atencionprimaria/documento_marco_atencion_primaria.pdf.
17.Rivera B, Currais L. Oferta Sanitaria. En: Informe Anual del SNS 2003. Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo. Agencia de Calidad del SNS. 2004. p. 275–5.
18.Arene.es [sede Web]. Vitoria: Asociación de enfermos neuromusculares de Álava; 2009 [acceso 27 de enero de 2009]. Disponible en: http://www.arene.es/es/n0901-00648.html.
19.Fisiocanarias.org [sede Web]. Santa Cruz de Tenerife: Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Canarias; 2007 [acceso 27 de enero de 2009]. Disponible en: http://www.fisiocanarias.org/adjuntos_varios/adjunto162.pdf.
20.Instituto Nacional de la Salud. Subdirección General de Atención Primaria. Atención Primaria en el INSALUD. Diecisiete años de experiencia. Madrid: Ministerio de Sanidad y Consumo; 2002.
21.Escobar E, Jiménez ML, Manglano L, Valiente C. La fisioterapia en el marco de atención primaria. Revista de la sociedad madrileña de medicina de familia y comunitaria. 2002; 4:10-5.
22.Barra M. Fisioterapia de Atención Primaria. Estudio analítico de cargas de trabajo. Fisioterapia. 2003; 25:159-69.
23.Juntadeandalucia.es [sede Web]. Los equipos móviles de rehabilitación han realizado más de 73.000 sesiones a domicilio. Noticias Salud Andalucía. 10 de septiembre de 2004 [actualizada el 27 de enero de 2009; acceso el 27 de enero de 2009]. Disponible en: http://www.juntadeandalucia.es/salud/principal/noticias.asp?codcontenido=1988.
24.Servicio Andaluz de Salud. Contrato Programa de los Distritos de Atención Primaria del Servicio Andaluz de Salud 2005–2008. Sevilla: Consejería de Salud, Junta de Andalucía; 2008.
25.Van Tulder M, Becker A, Bekkering T, Breen A, del Real MT, Hutchinson A, et-al. European guidelines for the management of acute nonspecific low back pain in primary care. Eur Spine J. 2006; 15(Suppl 2):S169-91.
Medline
26.Mesa AM. La fisioterapia en los Procesos Asistenciales Integrados. En: II Jornadas de Fisioterapia y Rehabilitación “Avanzando juntos”. Benalmádena; Distrito de Atención Primaria Costa del Sol, Consejería de Salud, Junta de Andalucía; 2009.
27.Editores de Nursing 2003. Obligatoriedad de la ratio enfermera/pacientes: ¿una buena idea? [editorial] Nursing 2004;22:20–2.
28.Gómez-Conesa A, Abril E. Actividad fisioterapéutica en patología vertebral en Atención Primaria de Salud. Fisioterapia. 2006; 28:162-71.
29.Mesa AM, Martínez MI, Reche V, Barroso P, Rocamora P. Revisión de la actividad fisioterápica ante la implantación de las pautas de actuación conjunta de los Equipos Básicos de Atención Primaria y los Dispositivos de Apoyo a la Rehabilitación. Cuestiones de Fisioterapia. En prensa. 2009.
30.Clemence ML, Seamark D.A. GP referral for physiotherapy to musculoskeletal conditions--a qualitative study. Fam Pract. 2003; 20:578-82.
Medline
31.Consejería de Salud. Junta de Andalucía. Proceso Asistencial Integrado: Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Sevilla. Consejería de Salud; 2005.
32.Sarmiento V, Morales M, Martín M, Pérez F. Pautas de actuación conjunta de los equipos básicos de atención primaria y los dispositivos de apoyo a la rehabilitación: patología del aparato locomotor. Sevilla: Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud. Junta de Andalucía; 2005.