x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Factor de Impacto:
2012

1,399
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2012

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, SciVerse ScienceDirect

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank
doi: 10.1016/j.medcli.2008.12.014

Bacteriemia y sepsis por Leuconostoc mesenteroides

Bacteremia and sepsis due to Leuconostoc mesenteroides

M.A. Ballesteros Sanz a, , Carlos Ruiz De Alegría-Puig b, Carlos Fernández-Mazarrasa b, Manuel Gutiérrez-Cuadra c

a Servicio de Medicina Intensiva, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander, Cantabria, España
b Servicio de Microbiología, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander, Cantabria, España
c Unidad de Enfermedades Infecciosas, Servicio de Medicina Interna, Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander, Cantabria, España

Artículo

Sr. Editor:

Las bacterias del género Leuconostoc pertenecen a la familia Streptococcaceae. Son cocobacilos grampositivos no esporulados, microaerofílicos con grandes exigencias nutricionales para su crecimiento en medios de cultivo e intrínsecamente resistente a glucopéptidos1. En la naturaleza están presentes en diversos ecosistemas vegetales y son bien conocidas en el ámbito de la industria alimentaria, dadas sus propiedades fermentadoras y su capacidad para generar compuestos odoríferos. Sin embargo, no se han considerados patógenos en el ámbito clínico hasta hace dos décadas, momento en el fueron aisladas como oportunistas en pacientes inmunocomprometidos2, portadores de dispositivos intravenosos y en aquéllos con nutrición parenteral. Presentamos un caso de sepsis secundaria a una bacteriemia por Leuconostoc mesenteroides, asociada al uso de un catéter venoso central en una paciente oncológica ingresada en una unidad de cuidados intensivos (UCI).

Se presenta el caso de un paciente de 72 años de edad, que ingresó por pérdida de peso de hasta 10kg, astenia, dolor abdominal y cambio en el hábito intestinal. El estudio endoscópico objetivó un pólipo de 4cm a 20cm del margen anal, que correspondió a un adenoma velloso. Se decidió realizar una intervención quirúrgica y tratar con nutrición parenteral. Para ello se canalizó la vena subclavia derecha y se colocó un catéter venoso central. Transcurridos 4 días de este procedimiento, la paciente ingresó en la UCI por sepsis. Se inició fluidoterapia, se retiró el catéter venoso, se tomaron muestras biológicas y se instauró tratamiento antibiótico de amplio espectro con teicoplanina (400mg/12h por vía intravenosa) y meropenem (1g/8h por vía intravenosa). La radiografía de tórax no reflejó alteraciones y la ecocardiografía transtorácica objetivó la ausencia de vegetaciones junto con una ligera hipertrofia concéntrica con función hiperdinámica. Los hemocultivos se procesaron en el sistema BACTEC BD y, tras 7 días de incubación, se obtuvo un resultado positivo en 4 de los 4 frascos tomados. La tinción de Gram permitió identificar cocobacilos grampositivos y mediante subcultivo en agar sangre y en agar chocolate se aislaron en cultivo puro colonias de crecimiento en agar sangre, pequeñas y con α-hemólisis correspondientes, igualmente, a cocobacilos grampositivos, por lo que se suspendió el tratamiento de teicoplanina y se continuó con meropenem. Mediante el sistema automático MicroScan WalkAway, y empleando paneles tipo 23, el microorganismo se identificó como Leuconostoc sp., que es sensible a penicilina, ampicilina, imipenem, eritromicina, gentamicina y clindamicina, y resistente a vancomicina y teicoplanina. Mediante la amplificación de un fragmento de 1.000 pares de bases del gen que codifica el 16S rARN y la secuenciación del amplicón obtenido se identificó de forma definitiva el microorganismo como Leuconostoc mesenteroides. La evolución clínica fue favorable; se le dio el alta a planta de hospitalización al cuarto día de estancia en la UCI y luego se realizó una intervención quirúrgica (transversectomía y resección de pólipo en sigma). Se diagnosticó un adenocarcinoma de colon transverso (T3, N1, M0). Pasados 8 días de la intervención, la paciente fue dada de alta a su domicilio.

Las bacterias del género Leuconostoc son patógenas oportunistas que se pueden encontrar en pacientes críticamente enfermos, inmunocomprometidos y con infecciones intrahospitalarias. Hasta la fecha se han comunicado casos de bacteriemia3,4,5, endocarditis6, infecciones de catéteres venosos centrales empleados en nutrición parenteral4, infecciones de líquido cefalorraquídeo7, infecciones urinarias e infecciones óseas donde microorganismos de este género eran el agente causante. Se considera que la presencia de inmunosupresión, junto a la pérdida de integridad de las mucosas, facilita la puerta de entrada. Las bacteriemias por Leuconostoc spp. en la población adulta suelen afectar a pacientes portadores de catéteres venosos en la quinta década. La fiebre nosocomial sin foco en pacientes con condiciones predisponentes es la manifestación inicial más frecuente, sobre todo si han sido o están siendo tratados con vancomicina. La resistencia a la vancomicina se explica porque el pentapéptido de la pared celular, que es el lugar de unión de la vancomicina, finaliza en alanina-lactato en lugar de alanina-alanina8. Esta resistencia parecer estar mediada de modo cromosómico9. Las opciones para un tratamiento antibiótico adecuado incluyen betalactámicos, como carbapenems, cefalosporinas, penicilina y ampicilina. Estas últimas se consideran de primera elección. En el caso de alergia a la penicilina, los macrólidos son la alternativa. Se han publicado cerca de 40 casos de bacteriemias por Leuconostoc spp. En la mayoría de éstas, L. mesenteroides fue el agente causante. En los casos en los que la bacteriemia estuvo asociada a catéter, la retirada de éste, el tratamiento antibiótico y las medidas de soporte lograron controlar el proceso infeccioso, sin que se hayan reportado casos en los que estas bacterias fueran causantes del fallecimiento de algún paciente. El caso descrito ilustra un emergente patógeno en el ámbito de la medicina intensiva. En las UCI ingresan cada día pacientes inmunocomprometidos que precisan de la implantación de dispositivos y, muy a menudo, nutrición de modo parenteral. Convendría incluir este género dentro del diagnóstico diferencial de procesos infecciosos en pacientes con factores y condiciones clínicas predisponentes, sobre todo si no hay respuesta al tratamiento con glucopéptidos.

Agradecimientos

Al Dr. L. Martínez Martínez por su lectura crítica del manuscrito.

Autor para correspondencia. gelesballesteros@yahoo.com

Bibliografía

1.Colledge G.L. Infection due to Leuconostoc species. Rev Infect Dis. 1991;13:184-5.
Medline
2.Dhodapkar KM, Henry N.K. Leuconostoc bacteriemia in an infant with short-gut syndrome: case report and literature review. Mayo Clin Proc. 1996;71:1171-4.
Medline
3.Cinza S, Cabarcos A, Castilla Galicia G, Lorenzo V. Bacteraemia due to Leuconostoc spp. in a patient without immunological disorders. An Med Interna. 2006;23:77-9.
Medline
4.Cuervo S, Cortés J, Rodríguez E, Hormaza N, Vargas E. Leuconostoc sp. en pacientes con cáncer: Estudio descriptivo. Rev Chil Infect. 2008;25:184-8.
5.Bernaldo de Quirós JC, Muñoz P, Cercenado E, Hernández-Sampelayo T, Moreno S, Bouza E. Leuconostoc species as a cause of bacteremia: two case reports and a literature review. Eur J Clin Microbiol Infect Dis. 1991;10:505-9.
Medline
6.Vázquez E, Carazo I, Martín A, Lozano C, Cuesta I, Pagola C. Infectious endocarditis caused by Leuconostoc mesenteroides. Enferm Infecc Microbiol Clin. 1998;16:237-8.
Medline
7.Friedland IR, Snipelisky M, Khoosal M. Meningitis in a neonate caused by Leuconostoc sp. J Clin Microbiol. 1990;28:2125-6.
Medline
8.Del Nozal MI, Jiménez-Mejías ME, Suárez A, Viciana P. Sepsis por Leuconostoc cremoris, neutropenia e infección por el virus de la inmunodeficiencia humana. Med Clin (Barc). 1997;108:799.
9.Handwerger S, Horowitz H, Coburn K, Kololathis A, Wormser G.P. Infectiondue to Leuconostoc sp. Six cases and review. Rev Infect Dis. 1990;4:602-10.
Medline