x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Factor de Impacto:
2012

1,399
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2012

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, SciVerse ScienceDirect

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank

Características clinicoepidemiológicas de 44 pacientes con tularemia

Clinical and epidemiological characteristics of forty four patients with tularemia

José Ignacio Martín-Serradilla a, Jacinto J Sánchez Navarro a

a Servicio de Medicina Interna. Hospital General de Palencia Río Carrión. Palencia. España.

Artículo

Sr. Editor: Hemos leído con interés el artículo de González Quijada et al1 recientemente publicado en su Revista, en el que se describen las características de 27 pacientes con tularemia en la provincia de Burgos. Aprovechamos esta oportunidad para aportar nuestra experiencia al respecto.

En el Servicio de Medicina Interna del Hospital General Río Carrión se ha estudiado a 44 pacientes con tularemia procedentes todos ellos del brote de los años 1997-1998 en la provincia de Palencia. Las características epidemiológicas se asemejan a las descritas por Quijada et al1, correspondiendo su edad media (DE) a 54,84 (15,79) años (rango, 11-83). En la encuesta realizada, dos de los pacientes (4,54%) manifestaban haber ingerido liebres, 23 (52,27%) las habían manipulado o despellejado, y 10 (22,72%) las habían manipulado e ingerido. Nueve personas (20,45%), sin embargo, no recordaban contacto alguno con lagomorfos, aunque en su mayoría residían en el ámbito rural y referían haber tocado cadáveres de roedores (ratones de campo, topillos, etc.) o ropa de cazadores. Esto concuerda con la evidencia de que esta zoonosis se ha aislado en más de 250 especies de animales2,3. El tiempo medio de incubación (DE) fue de 12,88 (14,87) días en los pacientes en los que se pudo datar la fecha de relación con el material infectante.

El síntoma más frecuente de los detectados en esta serie fue la fiebre (77,27%), y a continuación la astenia y la anorexia (59%). La forma clínica observada en un mayor número de casos fue la ulceroglandular (56,82%), seguida de la tifoidea (15,91%), ganglionar (13,64%), faríngea (11,36%) y neumónica (2,27%). Coincidimos con González Quijada et al1 en el hecho de que la forma faríngea en este brote presenta una incidencia mayor que la descrita en otros estudios3. Sin embargo, nuestros datos difieren en cuanto a la ausencia de formas ganglionares puras, ya que, a pesar de una anamnesis y una exploración física detalladas, en un 11,36% de los pacientes que presentaron linfadenopatías no fue posible determinar lesión mucocutánea alguna. Estos datos son similares a los detallados en series previas3,4.

Veinticuatro pacientes (54,5%) cursaron con lesiones dérmicas, bien ulceronecróticas, bien eritematopapulosas; de estas lesiones, 21 se localizaron en las manos, tres en los brazos, tres en las extremidades inferiores y una en el cuello.

En las revisiones y seguimiento posteriores en la consulta de Medicina Interna, 28 pacientes (63,6%) habían permanecido asintomáticos tras el tratamiento. Las complicaciones más frecuentes tuvieron relación con las linfadenopatías, con persistencia de las mismas durante meses en 14 casos (31,8%), y siendo precisa la intervención quirúrgica en 7 de ellos. Además, en 5 pacientes los síntomas generales de astenia y anorexia se mantuvieron meses después, dos presentaron un cuadro de erupción cutánea generalizada y en una ocasión se pudo observar eritema nudoso.

En suma, el patrón clínico de la tularemia fue similar al descrito por Quijada et al1, salvo por el alto número de casos de afección ganglionar en nuestra serie. Asimismo debemos destacar la necesidad de efectuar un seguimiento prolongado del paciente, debido a que un alto porcentaje de linfadenopatías se complican abscesificándose u ocasionando retracciones fibrosas que requieren drenaje quirúrgico.

Bibliografía

1.González Quijada S, Rubio Díaz M, Yánez Ortega JL, Carramiñana Martínez I, Ojeda Fernández E, Lozano García J. Tularemia: análisis de 27 casos. CITA
2.Grunow R, Splettstoesser W, McDonald S, Otterbein C, O'Brien T, Morgan C, et al. Detection of Francisella tularensis in biological specimens using a capture enzyme-linked immunosobent assay, an immunochromatographic handheld assay, and PCR. CITA
Medline
3.Montejo M, Pérez-Irezábal J, González de Zárate P, Aguirrebengoa K, Vicente JM, Martínez E, et al. Tularemia: descripción de 16 casos procedentes de la Comunidad de Castilla-León. CITA
Medline
4.Bellido-Casado J, Pérez-Castrillón JL, Bachiller-Luque P, Martín-Luquero M, Mena Martín FJ, Herreros-Fernández V. Report on five cases of tularaemic pneumonia in a tularaemia outbreak in Spain. CITA
Medline
Articulo