x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2013

1,252
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2013

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, SciVerse ScienceDirect

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank

Detección precoz o prevención primaria del cáncer de pulmón

Early diagnosis or primary prevention in lung cancer

Salvador Pita Fernández a, Sonia Pértega Díaz a, Carmen Montero Martínez b

a Unidad de Epidemiología Clínica y Bioestadística. Complexo Hospitalario Juan Canalejo. A Coruña. España.
b Servicio de Neumología. Complexo Hospitalario Juan Canalejo. A Coruña. España.

Artículo

Sr. Editor: La publicación en su Revista del editorial «Detección precoz de cáncer de pulmón: el momento oportuno»1 presenta como tema de gran interés la detección precoz, con nuevas tecnologías, de dicho cáncer para reducir la mortalidad por el mismo. Ante dicho editorial permítanos hacer las siguientes consideraciones. Como dicho artículo reconoce, hasta la fecha no hay evidencia científica que demuestre la eficacia de los programas de cribado2,3. Pero no sólo no hay evidencia en ese sentido, sino que además la detección precoz de un cáncer puede presentar dos fenómenos diferentes4: la extensión limitada de un tumor en el momento del diagnóstico o un corto período entre el inicio clínico de la enfermedad y su diagnóstico. En un estudio realizado por nosotros en 378 pacientes con cáncer de pulmón, la demora diagnóstica, con una media de 2,5 y una mediana de 2,1 meses, no se relacionó con el grado de invasión5. Dichos hallazgos son consistentes con lo publicado por Porta et al4, Billings y Wells6 y Robinson et al7. Por otro lado, hay a su vez evidencias que claramente demuestran cómo la supervivencia del cáncer de pulmón se correlaciona con el estadio8, y por ello parece razonable considerar que el diagnóstico precoz y el tratamiento evitan la progresión tumoral y aumentan la supervivencia. Por esto, parece una contradicción considerar que la demora no modifica el grado de invasión, cuando la demora diagnóstica puede ser reflejo del comportamiento biológico del tumor9. Elementos como los oncogenes, antígenos, enzimas, factores de crecimiento tumoral y otros factores biológicos se han visto asociados a un buen o mal pronóstico10. Por ello consideramos que, aun estando completamente de acuerdo con la incorporación de nuevas tecnologías al diagnóstico de las enfermedades, como claramente el editorial señala1, no debe olvidarse lo siguiente: pueden haber muchos factores activos en la fase presintomática de una enfermedad que determinen claramente el pronóstico, ya que la fase sintomática sólo representa una pequeña parte de la historia natural de la enfermedad y hay otras actividades de gran eficacia para disminuir la mortalidad por cáncer de pulmón. Hace ya muchos años diferentes estudios cuantificaron el riesgo relativo entre la exposición de fumar y cáncer de pulmón, que está alrededor de 10, con una fuerte relación dosis-respuesta. Por otro lado, si la prevalencia de exposición al tabaco en la población general está alrededor de un 36%, la fracción atribuible poblacional sería próxima al 80%, lo que indicaría el impacto sobre la reducción de la incidencia de cáncer de pulmón y, por consiguiente, de su mortalidad que obtendríamos con la eliminación de dicha exposición. Por ello consideramos que, independientemente de los procedimientos diagnósticos del futuro inmediato, existe un instrumento de gran eficacia en el momento actual que es la prevención primaria, no fumar, y que en este caso no sólo tendría un gran efecto sobre el cáncer de pulmón, sino sobre cánceres de la cavidad oral, faringe, laringe, cáncer de esófago, vejiga, broncopatía crónica y sobre la cardiopatía isquémica.

En este estado de la situación queremos, por tanto, poner de manifiesto que la precocidad en el diagnóstico no siempre cambia el curso clínico de la enfermedad y que la prevención primaria es más eficaz que la secundaria.

Bibliografía

1.Zulueta J, Montuenga LM. Detección precoz de cáncer de pulmón: el momento oportuno. Med Clin (Barc) 2002;118:460-2.
2.Report of the U.S. S. Preventive Services Task Force. Guide to clinical preventive services. 2#nd# ed. Virginia: International Medical Publishing, Inc., 1997; p. 135-9.
3.Canadian Task Force on the Periodic Health Examination. Canadian guide to clinical preventive health care. Ottawa: Canada Communiation Group, 1994; p. 780-6.
4.Porta M, Gallen M, Malats N, Planas J. Influence of «diagnostic delay» upon cancer survival: an analysis of five tumour sites. J Epidemiol and Community Health 1991;45:225-30
5.Pita Fernández S, Montero Martínez C, Pértega Díaz S. Relación de la demora diagnóstica con el grado de invasión y supervivencia en el cáncer de pulmón. Rev Oncología 2000;2(Supp 1):62.
6.Billings JS, Wells FC. Delays in the diagnosis and surgical treatment of lung cancer. Thorax 1996;51:903-6.
Medline
7.Robinson E, Mohilever J, Zidan J, Sapir D. Delay in diagnosis of cancer. Possible effects on the stage of disease and survival. Cancer 1984;54: 1454-60.
Medline
8.Melamed MR, Flehinger BJ, Zaman MB, Heelan RT, Hallerman ET, Martini N. Detection of true pathologic stage I lung cancer in a screening program and the effect on survival. Cancer 1981; 47:1182-7.
Medline
9.Porta M, Belloc J, Malats N. Estudios españoles sobre la demora diagnóstica y terapéutica en el cáncer. Un análisis crítico de su metodología y resultados. En: Porta M, Álvarez-Dardet C, editores. Revisiones en Salud Pública, I. Barcelona: Masson, 1989; p. 197-226.
10.Mountain CF. New prognostic factors in lung cancer. Biologic prophets of cancer cell aggression. Chest 1995;108:246-54.
Medline