x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Factor de Impacto:
2012

1,399
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2012

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, SciVerse ScienceDirect

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank

Encarnizamiento diagnóstico y terapéutico

Fierce diagnosis and treatment

Melcior Riera a, Enrique Campos b, Lucio Pallarés a, Enric Benito c

a Servicio de Medicina Interna. Hospital Son Dureta.
b Residencia Geriátrica de la Bonanova.
c Unitat Pal.liatius. Hospital Son Dureta. Palma de Mallorca.

Artículo

Sr. Editor: Las conferencias clinicopatológicas MIR que se publican en Medicina Clínica son un lugar excelente para valorar la formación que estamos dando a nuestros residentes.

Nos preocupó al leer el caso 35:1999 la total ausencia de una reflexión ética sobre la necesidad de realizar las medidas diagnósticas y terapéuticas en la paciente descrita1.

 

Se trataba de una paciente de 86 años, con antecedentes de tuberculosis en su juventud, cifoescoliosis de larga evolución, hipertensión arterial en tratamiento y demencia de tres años de evolución que le condicionaba desorientación temporospacial, notable deterioro cognitivo y dificultad en la ingestión, que ingresó por empeoramiento del estado general, pérdida de peso y una mayor alteración de las funciones cognitivas. En la radiografía de tórax se apreció un patrón alveolar difuso, de predominio en lóbulo inferior derecho, con un probable patrón intersticial, objetivándose en la gasometría PO2 44 mmHg y PCO2 de 33 mmHg.

La paciente falleció a los 5 días del ingreso después de haber sido sometida a las siguientes exploraciones diagnósticas: radiografía de tórax y abdomen, dos ecografías, tránsito esofagogastroduodenal, aspirado de jugo gástrico para estudio de micobacterias, aspirado de médula ósea, gasometrías de control, cuatro hemocultivos y un urocultivo. Como maniobras terapéuticas se describen: administración de antibióticos de amplio espectro, administración de expansores del plasma y fármacos vasoactivos y maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Creo que deberíamos preguntarnos con los residentes: ¿debería haber sido remitida esta paciente al hospital? Una vez en el hospital, y ante los datos de la anamnesis y de la exploración, ¿deberían haberse iniciado estudios diagnósticos y maniobras terapéuticas para conseguir la «curación» de la paciente? ¿Se comentó a los familiares o al personal encargado de la paciente las actitudes a adoptar? ¿Estaban indicadas las maniobras de reanimación cardiopulmonar?

Aunque la historia clínica no es muy explícita en detalles que definan la situación basal de la paciente, si se hubiera utilizado alguna de las escalas empleadas en pacientes con demencia (escalas de evaluación de capacidad funcional como la de Barthel, Katz, Global De terioration de Reisberg o Karnosfsky Per formance Status), probablemente nos habría situado a la paciente en un estadio avanzado, con elementos determinantes de enfermedad terminal en pocos meses y habría movido a la reflexión sobre la oportunidad de poner en marcha procedimientos diagnósticos y terapéuticos agresivos, optándose por medidas encaminadas al bienestar de la paciente y de sus familiares2.

Respecto a las maniobras de reanimación cardiopulmonar, opinamos que deberían restringirse a aquellos pacientes con probabilidades de incorporarse a una vida con expectativas razonables de duración y calidad3.

La presencia de ancianos en los servicios de urgencias es cada vez más frecuente4. Si no tenemos en cuenta la calidad de vida (aquello que convierte a una persona en lo que es, lo cual la individualiza y diferencia de los demás seres, siendo por antonomasia en el ser humano la razón) cuando planificamos las estrategias terapéuticas, podemos hacer que la condición humana del enfermo, ya degradada por la enfermedad, quede anulada por la cada vez más compleja y agresiva actuación de la actual medicina5.

Bibliografía

1.Sabadell C, Arce Y. Conferencia clinicopatológica MIR. Caso 35, 1999. CITA
2.Alberca Serrano R. CITA
3.Ribera Casado JM. CITA
4.González Montalvo JI, Baztán JJ, Rodríguez-Mañas L, San Cristóbal E, Gato A, Ballesteros P et al. Ingreso hospitalario urgente en servicios médicos: causas, justificación, factores sociales y sus diferencias en función de la edad. CITA
5.Sanz Ortiz J. Valor y cuantificación de la calidad de vida en medicina. CITA