x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Factor de Impacto:
2012

1,399
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2012

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, SciVerse ScienceDirect

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank

Medicina clínica en breve

Artículo

Ventilación incruenta en la exacerbación aguda de la EPOC

La ventilación incruenta es una técnica útil en el tratamiento de la exacerbación aguda de la EPOC, tanto en los enfermos ingresados en la UCI como fuera de ella.

La ventilación incruenta (VI) representa una nueva herramienta en el tratamiento de la insuficiencia respiratoria aguda. Se han comunicado beneficios en diversas enfermedades al reducirse la necesidad de ventilación mecánica, la mortalidad y la estancia media. Su utilidad en el tratamiento de la insuficiencia respiratoria aguda en la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) se ha evaluado en diversos estudios realizados, en su mayoría, en unidades de cuidados intensivos (UCI). Sin embargo, no se ha llevado a cabo un análisis global de su aplicabilidad y efectividad fuera de las UCI. En este estudio, mediante la realización de un metaanálisis actualizado, se valora la eficacia de la VI en la exacerbación de la EPOC, según el lugar de aplicación (UCI o planta de neumología). En la búsqueda bibliográfica se obtuvieron 72 artículos en Medline y 292 en EMBASE. Según los resultados del trabajo, la VI es una técnica eficaz en el tratamiento de la insuficiencia respiratoria hipercápnica aguda en pacientes con EPOC, ya que reduce la mortalidad y la necesidad de intubación, tanto en la UCI como en planta, de enfermos con neumopatía.

Análisis de la mortalidad en planta y unidad de cuidados intensivos (UCI). VNI: ventilación no invasiva; OR: odds ratio; IC: intervalo de confianza; gl: grados de libertad; NNT: número necesario de pacientes a tratar para evitar una muerte.

Ver artículo


Métodos de cribado para el diagnóstico de la diabetes mellitus tipo 2

Es necesario desarrollar métodos de detección de riesgo de diabetes no sólo en la población general, sino también en la población asistida, para optimizar la probabilidad de acierto ante la sospecha de la enfermedad.

La importancia de la detección y el tratamiento temprano de la diabetes mellitus tipo 2 están fuera de toda duda. Sin embargo, la metodología de cribado a utilizar no está bien establecida. La glucemia en ayunas, la prueba de la tolerancia oral de la glucosa (PTOG) o la puntuación de un cuestionario validado son algunos de los métodos que se han utilizado para diagnosticar la enfermedad. En este trabajo se evalúan los resultados de la PTOG solicitada ante la sospecha de diabetes mellitus y la eficacia para detectar alteraciones en la homeostasia de la glucosa mediante el cuestionario sobre factores de riesgo de la American Diabetes Association (ADA), en una población asistida en unas consultas externas hospitalarias. Los resultados revelan que la PTOG tiene una mayor sensibilidad para el diagnóstico que la glucemia en ayunas. Con relación a la aplicación del cuestionario basado en el de la ADA, los datos obtenidos indican que su capacidad de detección es limitada e inferior a la esperada en una población de alto riesgo. Los autores insisten en la optimización de una prueba diagnóstica ante la sospecha de diabetes, dada la elevada proporción de pacientes con tolerancia normal a la glucosa (44,1%) que se ha observado en este trabajo y abogan por la validación de un cuestionario de detección de riesgo de diabetes adaptado al ámbito español.

Ver artículo


Neumonía neumocócica: resistencias a la terapia antibiótica

Los betalactámicos son los antibióticos más adecuados para el tratamiento de la neumonía neumocócica.

Streptococcus pneumoniae es el microorganismo etiológico que más frecuentemente causa la neumonía extrahospitalaria. En el tratamiento de la infección neumocócica se ha comprobado un progresivo aumento de las resistencias del neumococo a la penicilina y la eritromicina, lo cual dificulta en ocasiones la elección empírica del antibiótico más adecuado. Con estos antecedentes, neumólogos del Hospital General Universitario de Valencia se plantean, en este estudio, la necesidad de conocer el perfil de resistencias del neumococo a la penicilina, la eritromicina y la cefotaxima en su área asistencial, aparte de averiguar si las resistencias condicionan una incidencia mayor de complicaciones, mortalidad o evolución diferente de la enfermedad. Los datos obtenidos confirman el aumento de la resistencia del neumococo, ya que el 49,3% de estas bacterias presentaba algún tipo de resistencia a los antibióticos (penicilina, eritromicina), y especialmente a los macrólidos. De todos modos, los autores, en sus conclusiones, indican que el tratamiento de elección debe incluir los betalactámicos a dosis altas, además de insistir en el uso juicioso de la antibioterapia.

Ver artículo


Infección neumocócica: guía en la elección del tratamiento antibiótico

El conocimiento de los mecanismos moleculares que generan resistencia a los distintos antimicrobianos es importante a la hora de erradicar el patógeno.

Desde su aislamiento en 1880, el neumococo es uno de los principales patógenos del ser humano. Con la llegada de los antibióticos se logró un significativo descenso de la mortalidad por infecciones neumocócicas. Sin embargo, en las dos últimas décadas se ha comprobado un aumento de la resistencia del neumococo a varios grupos de antibióticos, hasta el punto que, con seguridad, puede condicionar su utilidad en un futuro próximo. España es uno de los países con mayor resistencia a la penicilina de todo el mundo. También es considerable el aumento producido en la resistencia a los macrólidos. En este artículo, Oteo y Alós analizan, de manera general, el significado clínico de la resistencia a antibióticos en las infecciones respiratorias en atención primaria, así como los parámetros que pueden condicionar la elección del tratamiento antibiótico, y, ya de forma especial, se extienden en los pormenores de la elección racional del tratamiento antibiótico en las infecciones producidas por neumococo en la asistencia primaria.

Ver artículo


La hipertrigliceridemia: factor de riesgo cardiovascular, ¿sí o no?

El tratamiento del paciente con hipertrigliceridemia exige un correcto diagnóstico nosológico con individualización de las decisiones terapéuticas.

Desde que Gofman, hace ya más de 50 años, comunicó que los triglicéridos plasmáticos estaban elevados en los pacientes que habían presentado un infarto de miocardio, la etiqueta, de factor de riesgo independiente para la enfermedad cardiovascular, aplicada a la hipertrigliceridemia ha venido sufriendo los devaneos de un desconcertante «quita y pon». La relación inversa entre los triglicéridos plasmáticos y la concentración de cHDL, observada en los análisis multivariados es, al parecer, el punto crucial del que emana la controversia, ya que con la aplicación de estos métodos estadísticos, la hipertrigliceridemia deja de ser un indicador de riesgo. Rubies-Prat y Pedro-Botet, en su artículo de revisión, intentan poner luz a la polémica y analizan la relación entre la enfermedad cardiovascular --coronaria-- y los triglicéridos plasmáticos, con distintos enfoques metodológicos y con la inclusión de los principales estudios de casos y controles. Revisan, también, los datos de los estudios epidemiológicos y de epidemiología genética, así como los estudios de intervención, las diferencias entre las distintas enfermedades que cursan con hipertrigliceridemia y, por último, las recomendaciones más autorizadas respecto a las medidas preventivas.

Ver artículo