x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2013

1,252
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2013

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, SciVerse ScienceDirect

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank

Medicina clínica en breve

Artículo

Prevención secundaria de la cardiopatía isquémica: resultados después de 5 años de intervención

La implantación de un programa intensivo de prevención secundaria en pacientes con enfermedad coronaria estable no se acompaña, según los resultados de este estudio, de una reducción del número de complicaciones cardiovasculares ni de la mortalidad general

La enfermedad coronaria sigue siendo la primera causa de muerte en muchos países, a pesar de que hay pruebas suficientes acerca del beneficio que las medidas preventivas en los distintos factores de riesgo tienen en el pronóstico de dicha enfermedad. En España, un estudio reciente ha demostrado una disminución de la mortalidad y las recurrencias después de 10 años de intervención rehabilitadora desde el medio hospitalario. Sin embargo, no hay información acerca de la eficacia de estos programas preventivos realizados desde la atención primaria. Desde este ámbito se analiza, en este estudio, la eficacia de un programa intensivo en la prevención de recurrencias cardiovasculares y mortalidad tras su aplicación durante 5 años. Los resultados demuestran que la implantación del programa no se acompaña de una disminución del número de recurrencias cardiovasculares ni de la mortalidad total, comparadas con los cuidados habituales, después de 5 años de seguimiento. Tranche, en el editorial, insiste, no obstante, que los beneficios de la prevención secundaria son incuestionables y llama la atención sobre el tratamiento inadecuado de los factores de riesgo y las cifras bajas de prescripción de fármacos preventivos, tanto en el medio hospitalario como en atención primaria.

Págs. 521 y 534


Masa ósea en niños con diabetes mellitus tipo 1

Los niños prepúberes con diabetes mellitus tipo 1 y tiempo de evolución de la enfermedad corto no presentan alteraciones de la masa ósea

En el momento actual siguen siendo discutidas la incidencia y la prevalencia de baja masa ósea en niños con diabetes mellitus tipo 1 (DM1) y su repercusión posterior. El objetivo de este trabajo ha sido evaluar la densidad mineral ósea (DMO) por absorciometría dual con rayos X (DXA) en una población infantil con DM1 y valorar la influencia que tienen en ella parámetros antropométricos, bioquímicos y hormonales, así como el tiempo de evolución de la enfermedad y el grado de control metabólico. De los resultados obtenidos se desprende que los niños y adolescentes con DM1 no complicada no presentan inicialmente alteraciones en la masa ósea. No obstante, a medida que avanza la enfermedad, y debido a diversos factores, el paciente con DM1 presenta una menor ganancia de masa ósea durante la adolescencia, lo que da lugar a un menor pico de masa ósea, con la repercusión negativa sobre el hueso que puede tener en la edad adulta.

Pág. 526

 


Consecuencias de la pérdida de apetito en los ancianos

La prevalencia de pérdida de apetito en los ancianos es elevada y conduce a un mayor riesgo de fragilidad

Conforme aumenta la edad disminuye la ingesta energética del individuo, de modo que ésta puede descender entre un 30 y un 50% a lo largo de la vida adulta. A pesar de sus potenciales graves consecuencias, no se conoce bien cuál es la prevalencia de anorexia, entendida como pérdida del apetito, en la población anciana. Probablemente esto se deba a la falta de una definición operativa y de instrumentos de medida estandarizados y aceptados que hayan demostrado su fiabilidad y validez. En este trabajo se pretende conocer la prevalencia de pérdida de apetito autodeclarada en la población no institucionalizada mayor de 70 años, así como su relación con el estado nutricional, la fuerza muscular y la capacidad funcional. Según los datos de este estudio hay una elevada prevalencia de pérdida de apetito entre los ancianos no institucionalizados que llevan una vida independiente, muy especialmente entre las mujeres. También se ha observado que la pérdida de apetito se relaciona con un peor estado nutricional, una menor fuerza de agarre y una menor capacidad funcional.

Pág. 531


El médico en el estrado

El resultado de muchos juicios radica, casi exclusivamente, en la pericia médica, de modo que, si ésta es deficiente, la sentencia puede ser muy injusta para una de las partes

En la sociedad actual, los médicos son requeridos cada vez con más frecuencia para comparecer como peritos ante los tribunales en juicios y vistas orales. Estos requerimientos, que tiempo atrás se limitaban a médicos legistas y forenses, actualmente afectan a todos los profesionales de cualquier especialidad. El mejor informe pericial médico puede perder mucho valor si la información derivada de él se presenta pobremente en la sala de juicios. Por consiguiente, es conveniente para los médicos conocer bien cuál debe ser su conducta ante los tribunales y como interactuar con fiscales y abogados en juicios y vistas orales. En este artículo especial se refleja la experiencia personal de los autores, después de haber participado como peritos en miles de juicios y en algunas publicaciones sobre la materia de juristas y experimentados forenses. Los autores señalan que, si bien es fácil encontrar en lengua española normas sobre como elaborar un informe pericial médico en numerosos textos y publicaciones de la especialidad, no hay información sobre como actuar en el juicio o vista oral. En el trabajo se incluye, en este sentido, un decálogo de recomendaciones para comparecer como perito en los juicios orales y los artículos esenciales de la normativa legal vigente en España sobre la correspondiente actuación de los peritos.

Pág. 536


Hipertensión arterial y deterioro cognitivo

El diagnóstico y control de la hipertensión arterial probablemente constituyen una de las estrategias para prevenir o retrasar el deterioro cognitivo con independencia de su nosología

La hipertensión arterial (HTA) y la edad son los principales factores de riesgo para presentar una enfermedad cerebrovascular clínica o silente. Ambos factores, además, están relacionados con la probabilidad de presentar algún grado del espectro clínico del deterioro cognitivo. Se estima que, por cada persona mayor de 65 años que ha presentado un ictus o tiene demencia, 2 tienen algún grado de deterioro cognitivo. La prevención de ambas enfermedades antes de la aparición de sus manifestaciones clínicas probablemente constituye la única vía para reducir su impacto. El objetivo de este artículo de revisión es actualizar los conocimientos acerca de las consecuencias que la HTA tiene en la función cognitiva, a partir de los déficit cognitivos asociados con HTA, los posibles efectos fisiopatológicos de ésta sobre el cerebro y la repercusión de éstos en la función cognitiva, para concluir con los estudios epidemiológicos y de intervención que fundamentan que la HTA se considere un factor de riesgo de deterioro de la función cognitiva.

Pág. 542