x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

FI 2013

1,252
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2013

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, SciVerse ScienceDirect

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank
doi: 10.1016/S0210-5705(09)71003-9

Servicios Generales

General Services

Juan Nectalí Marcos a

a Subdirector de Gestión y Servicios Generales. Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Madrid. España.

Palabras Clave

Situación catástrofe. Servicios generales del hospital. Alimentación

Keywords

Catastrophe. Hospital general services. Diet.

Resumen

En este artículo se describen las actuaciones que se llevaron a cabo en las áreas de apoyo a la actividad asistencial y, más en concreto, en los Servicios de Gestión Ambiental (que incluyen la limpieza, la lavandería y los traslados de material y enseres, fundamentalmente) y el de Alimentación. Junto a los parámetros y promedios habituales se incluyen otros que orientan sobre cómo se vio afectada la actividad no asistencial del hospital durante el 11-M y los días siguientes. No se incluyen datos relativos a los Centros de Rehabilitación e Instituto Oftálmico, que no se vieron afectados significativamente desde el punto de vista que aquí tratamos.

Abstract

The present article describes the activity performed by the medical support services and, more specifically, by operational services (which include mainly cleaning, laundry, and non-patient transport) and catering. We outline the normal activity of these services and then provide details of how they were affected on 11 March and subsequent days. Data relating to the Rehabilitation Centers and Ophthalmology Institute are not included as they were not significantly affected from the point of view discussed herein.

Artículo

Los Servicios Generales en este hospital se agrupan en áreas de apoyo: alimentación, limpieza, lavandería, traslados (excepto los de pacientes y muestras biológicas), velatorios y otros de menor relevancia con los hechos acaecidos.

Actuaciones realizadas

El Servicio de Gestión Ambiental se vio afectado en 3 de sus áreas:

­La sección de limpieza, como responsable de los aproximadamente 170.500 m2 de superficie habitable a limpiar, requirió un incremento sustancial de sus actividades fundamentales en las áreas no asistenciales (salas de espera, pasillos y áreas de información) y lugares sobrepoblados por la gran afluencia de ciudadanos y medios de comunicación (en los aledaños de urgencias), con un incremento notorio de la suciedad vial y de las salas de espera. Asimismo, la urgencia de adultos (con algo más de 3.000 m2) fue objeto de un incremento del personal que mantuvo la limpieza tratando de no suponer un estorbo a la actividad frenética que se desarrolló en las primeras 24 h y en los 2 siguientes días. A partir de ese momento volvió a su dotación habitual.

­La sección de lavandería, que distribuye diariamente 7.900 kg de ropa, de los que el 8% corresponde a la urgencia, tuvo que hacer uso de su provisión de seguridad, tanto en ropa verde como lisa y de forma, para atender en un primer momento las necesidades, y posteriormente para el procesado y modificación correspondiente de los circuitos de reposición tanto para la urgencia como para el resto de unidades de hospitalización y quirófanos. El porcentaje se vio incrementado hasta el 10,5%.

­El área de traslados se vio inundada por las peticiones de medicaciones y ropa para las unidades de hospitalización y de traslados también urgentes de mobiliario, materiales y camas debidos a la reorganización de zonas asistenciales y al incremento de salas de espera y de información a los familiares, que se incrementaron y organizaron en unas horas.

Nuestro Servicio de Alimentación Oral, basado en el sistema de cadena fría, a las 7.00 h del jueves día 11 ya tenía elaboradas en la cámara de producto terminado unas 6.000 raciones correspondientes a las necesidades habituales del hospital para la comida y cena de ese jueves, más la comida y cena del día siguiente, por lo que pudo utilizar esa mañana para preparar cualquier tipo de dieta más o menos estandarizada que diese servicio urgente a una población imprevista con motivo de una catástrofe, y ello sin dejar desatendidos a los pacientes que en ese momento se encontraban hospitalizados y a los que fueron ingresando durante los siguientes días. El promedio de dietas que se sirven diariamente en todo el hospital se cifra en 1.380, de las que 50 son para la urgencia; el día 11 se prepararon 148 y la cantidad decreció en los siguientes días hasta situarse en cifras normales 3 días después.

Por otro lado, se planteó la necesidad de atender a los familiares y personas cercanas a los afectados que en esa situación de tensión no abandonaban el hospital. En muchos casos, utilizaron las salas de espera como improvisados dormitorios, y la Dirección del hospital entendió que no debía ser su alimentación un motivo de preocupación. Así pues, se atendió a la multitud de acompañantes que ocupaban diversas áreas, así como a todos aquellos donantes de sangre que llenaron las salas de donación durante ese día y los siguientes. Sería prolijo enumerar las cantidades de platos calientes y fríos que se sirvieron para estas situaciones; baste decir que se cifraron en 6.240 e sólo en materia prima.

Comentarios

De acuerdo con las recomendaciones de la bibliografía1, nuestras actuaciones se centraron en adelantar la coordinación con las empresas proveedoras para aumentar en aproximadamente un 20% los niveles mínimos de los suministros a los diferentes servicios. Se consideró prioritario el suministro de elementos a las áreas de urgencia, de tratamiento, y salas de cirugía y áreas de atención a familiares.

Bibliografía

1.Pan American Health Organization (PAHO)/Organización Panamericana de la Salud (OPS). Organización de los servicios de salud para situaciones de desastre. Washington DC. Ed. Organización Panamericana de la Salud,1983.