x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Factor de Impacto:
2012

1,399
© Thomson Reuters, Journal Citation Reports, 2012

Indexada en:

Current Contents/Clinical Medicine, Journal Citation Reports, SCI-Expanded, Index Medicus/Medline, Excerpta Medica/EMBASE, IBECS, IME, MEDES, PASCAL, SCOPUS, SciVerse ScienceDirect

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank

Situación laboral y profesional de los especialistas formados en el Hospital Clínic de Barcelona

Working and professional position of medical trained at the Hospital Clínic of Barcelona

Comisión de Docencia del Hospital Clínic de Barcelona a

a Hospital Clínic. Barcelona.

Palabras Clave

educación de postgrado en medicina; empleo; encuesta de opinion; especialidades médicas; instrucción programada; médicos internos residentes. Formación. Medicina. Posgrado.

Keywords

Postgraduate. Medical. Training.

Resumen

FUNDAMENTO: Se analiza la situación laboral y profesional de las últimas generaciones de especialistas formados en el Hospital Clínic de Barcelona. Se recabó también su opinión sobre la calidad de la formación recibida, y sus sugerencias sobre cómo mejorarla.

POBLACIÓN Y MÉTODOS: Cuestionario autoaplicado de preguntas cerradas administrado a 402 especialistas que finalizaron su residencia entre 1988 y 1996. Se recibieron 128 (32%) respuestas que constituyen la base del estudio.

RESULTADOS: La edad mediana fue de 34 años (rango, 29-41), y el 58% eran varones. El 94% practican la especialidad y el 76% lo hacen a jornada completa. El 55% complementan ese trabajo principal con otros (consulta privada o mutuas médicas). El 40% han estado alguna vez en el desempleo y la mitad tardaron un año o más en conseguir un trabajo con contrato laboral. Aunque el 97% de los ex residentes juzgaron su formación como adecuada a las necesidades profesionales, la mayoría opinaron que ésta debe mejorar en aspectos complementarios a la mera capacitación técnica.

CONCLUSIONES: La mayoría de los encuestados han alcanzado una situación laboral y profesional estable. Es necesario complementar la capacitación de los especialistas con aspectos de formación general que no están contemplados en los programas oficiales.

Artículo

El sistema de formación médica de posgrado conocido como vía MIR ha supuesto una considerable mejora de la calidad asistencial, tanto en la medicina primaria como en la hospitalaria1,2. En la actualidad, ésta es la única vía que permite obtener la titulación correspondiente en España, aunque se está considerando, no sin polémica, la posibilidad de otras vías de acceso a la especialización médica3.

Dado que la estructura de nuestro sistema sanitario lleva a que la mayoría de las especialidades médicas se practiquen en el sector público que, a su vez, es el que oferta la mayor parte de las plazas de formación posgraduada, el sistema MIR permite, en teoría, ajustar el número de especialistas a las necesidades del sistema sanitario. A pesar de esto, existe una creciente percepción de que en los últimos años se han formado más especialistas de los que puede asimilar el mercado laboral, con el consiguiente crecimiento del desempleo o del subempleo de un personal muy cualificado, y en el que se ha invertido una considerable cantidad de recursos propios y públicos en su formación3. Además, esta situación puede verse agravada en el futuro inmediato, con la implantación de las normativas de la Comunidad Europea que permiten la libre circulación de profesionales entre los países miembros.

Por todo ello, la Comisión de Docencia del Hospital Clínic de Barcelona consideró pertinente estudiar cuál es la situación laboral y profesional de las últimas generaciones de especialistas formados en nuestro hospital. Un objetivo adicional fue recabar su opinión sobre la adecuación de la formación recibida a las necesidades que se han encontrado en su vida profesional, así como sus sugerencias sobre cómo debería mejorar esta formación.

Población y métodos

El estudio consistió en un cuestionario anónimo y autoaplicado, constituido por preguntas cerradas, que se cumplimentó durante el primer trimestre de 1998. La encuesta se envió por correo ordinario al último domicilio conocido de cada especialista. El cuestionario fue elaborado por la Comisión de Docencia, tomando como base estudios previos de ámbito más limitado4, y contenía preguntas sobre la actividad laboral desempeñada desde la finalización de la residencia, así como sobre la opinión que merecía la formación recibida durante el período de residencia (anexo). La población estudiada estaba constituida por todos los especialistas que finalizaron su formación en el Hospital Clínic de Barcelona durante el período comprendido entre los años 1988 y 1996 (n = 402). Se recibieron 128 cuestionarios cumplimentados (el 32% de los enviados), que constituyen el objeto de este análisis. La principal causa de falta de respuesta fue el cambio de domicilio, sin que se conociese la nueva dirección postal.

ANEXO. Cuestionario remitido a los especialistas formados en el Hospital Clínic

Resultados

En la muestra de 128 especialistas que respondieron a la encuesta, la edad mediana fue de 34 años (rango, 29-41) y el 58% eran varones. Setenta y tres habían finalizado su residencia antes de 1993. La mayoría (87%) habían realizado su formación de pregrado en universidades situadas en Cataluña. En cuanto a la distribución por especialidades, 69 pertenecían a especialidades médicas, 23 a anestesiología, cirugía general o especialidades quirúrgicas, 15 a especialidades, médico-quirúrgicas (obstetricia y ginecología, urología, dermatología, otorrinolaringología y oftalmología) y 17 a especialidades de laboratorio o relacionadas con servicios comunes. En 4 casos no constaba la especialidad. Treinta y seis especialistas (28%) continuaban vinculados laboralmente con el Hospital Clínic. En la tabla 1 se resumen los principales datos relacionados con la situación laboral y profesional de los encuestados.

TABLA 1. Principales características de la situación laboral y profesional de los especialistas que finalizaron su formación en el Hospital Clínic de Barcelona entre 1988 y 1996

En 78 casos (61%) el primer trabajo desarrollado tras finalizar la residencia fue el de becario de investigación en el servicio de origen. En otros 24 casos (19%), ese primer trabajo consistió en una plaza interina en el Hospital Clínic, bien a jornada completa o bien como médico de guardias. Sólo en 6 casos el primer trabajo consistió ya en una plaza de especialista con contrato indefinido. El 40% de los encuestados refirieron haber estado alguna vez en el desempleo, y la mediana del período transcurrido desde la finalización de la residencia hasta el primer trabajo con contrato laboral fue de 12 meses (rango, 0-96). El 46% de los especialistas habían leído ya su tesis doctoral, porcentaje que ascendía al 63% entre los que finalizaron la residencia antes de 1993.

El 97% de los encuestados juzgaron la formación recibida durante la residencia como adecuada o muy adecuada a las necesidades de la actividad laboral y profesional de su especialidad (puntuación ≥3 en la pregunta 11 del cuestionario), y el 98% se consideró bien formado en comparación con especialistas procedentes de otros centros (puntuación ≥3 en la pregunta 12 del cuestionario). No obstante, la mayoría opinaron que dicha formación debía mejorar en los aspectos que se recogen en la tabla 2.

TABLA 2. Principales sugerencias de los ex residentes para mejorar los programas de formación de especialistas médicos*

Discusión

Los resultados de nuestro estudio demuestran que la mayoría de los encuestados ejercen su especialidad y poseen una plaza hospitalaria con contrato laboral a jornada completa. Algo más de la mitad complementa este trabajo principal con otras actividades profesionales, entre las que destacan la consulta privada o en mutuas médicas. No obstante, esta situación laboral y profesional estable y aparentemente satisfactoria no se alcanzó de inmediato tras finalizar la residencia, ya que el 40% de los especialistas manifestaron haber estado en el desempleo en algún momento, y la mitad tardaron un año o más en conseguir un trabajo con contrato laboral. Es importante destacar el papel que desempeña el hospital durante este período de transición entre la finalización de la etapa formativa y la incorporación al mundo laboral como especialista. Así, para la mayoría de los ex residentes (80%), la primera ocupación como especialista estuvo relacionada con el Hospital Clínic, bien como becario de investigación (61%) o bien como especialista con contrato interino. Esta vinculación con el servicio de origen en forma de tareas de investigación es común a otros hospitales, al menos en Cataluña4.

Una observación que resulta llamativa en nuestro estudio es la escasa incorporación de las últimas promociones de especialistas a la docencia de la medicina, ya que sólo 7 de los 128 encuestados manifestaron tener una dedicación formal a la enseñanza. Esto a pesar de la excelente cualificación académica de los ex residentes, avalada por el hecho de que las dos terceras partes de los que finalizaron su residencia antes de 1993 han alcanzado ya el grado de doctor. Sin duda esta escasa dedicación a tareas docentes se debe a que las plazas de profesor universitario están ya ocupadas por las generaciones de especialistas inmediatamente anteriores a las que han sido objeto de nuestro estudio, así como al escaso crecimiento experimentado por las plantillas docentes en los últimos años. Es posible, además, que los encuestados no hayan considerado como dedicación docente la relacionada con la formación de posgrado. Esta posibilidad cobra verosimilitud si se tiene en cuenta que el 76% de ellos practican la especialidad en el medio hospitalario, que constituye el principal ámbito de la formación de posgrado, pero donde la docencia suele considerarse como inherente a la actividad profesional.

En cuanto a la adecuación de la formación recibida a las necesidades laborales y profesionales, cabe reseñar que, si bien la opinión general fue positiva, la mayoría de los encuestados indicó que dicha formación debería mejorar en algunos aspectos. Del análisis de las respuestas se desprende la necesidad de incidir más en la formación general que en la capacitación técnica, ya que esta última se considera adecuada. Es de destacar que algunas de las causas que se han citado en otros estudios como motivo de insatisfacción durante la residencia, como las guardias, la excesiva presión asistencial o la inadecuación entre la especialidad deseada y la finalmente elegida5,6 pierden peso cuando se contemplan desde la perspectiva del ejercicio de la especialidad, momento en el que se encuentran a faltar aspectos que no están contemplados en los programas oficiales de las especialidades.

Nuestro estudio demuestra que, a pesar de la creciente saturación del mercado laboral de especialidades médicas, siguen existiendo salidas profesionales para los nuevos especialistas. Sin embargo, se debe ser cauto antes de generalizar estos resultados. En primer lugar, sólo una tercera parte de nuestros ex residentes respondió a la encuesta, por lo que ésta puede no ser representativa de todo el colectivo de especialistas formados en nuestro centro. Por otra parte, la mayoría de los encuestados desarrolla su actividad profesional en Barcelona o su área de influencia, donde existen unas 8.700 camas de hospitalización de agudos7 lo que, unido al hecho de que Cataluña posee una de las tasas de especialistas por 100.000 habitantes más bajas del Estado español8, comporta mayores oportunidades para ejercer la especialidad de las que puedan existir en otras zonas de España. Es necesario, por tanto, un estudio de ámbito nacional para tener un conocimiento más preciso de la situación laboral y profesional de los especialistas formados en los últimos años. Por último, nuestro estudio demuestra que la opinión de los ex residentes puede ser de gran utilidad para adaptar los programas de formación a las necesidades reales de la vida profesional.


Recibido el 7-6-1999; aceptado para su publicación el 7-10-1999

Correspondencia:
Dr. A. Pereira.
Servicio de Hemoterapia y Hemostasia. Hospital Clínic.
Villarroel, 170.
08036 Barcelona.
Correo electrónico: apereira@medicina.ub.es.

Bibliografía

1.Pujol R, Busquets J, Feliu E, Castellsagué J, Gómez-Sáez JM, Martínez Carretero JM et al. Evaluación de la competencia clínica de una población de médicos especialistas formados por el sistema MIR. Med Clin (Barc) 1995; 105: 491-495.
2.Carrasco Prieto AL. Estructura docente y calidad en la formación médica especializada. Med Clin (Barc) 1994; 102: 259-266.
3.La Vanguardia (Barcelona). Suplemento de Sociedad. 25 de abril de 1999.
4.Rosell A, Miravitlles M, Roger N, Jolis R, Llunell A, Morell F. Los residentes de neumología formados en Cataluña (1989-1993). Med Clin (Barc) 106: 653-655.
5.Pujol R. Médicos residentes (MIR) insatisfechos: Med Clin (Barc) 1997; 109: 623-624.
6.Fernández-Llamazares J, Julián JF, Hidalgo F, García F, Moreno P, Vega JL et al. Encuesta a residentes MIR sobre su satisfacción tras obtener una plaza hospitalaria. Med Clin (Barc)) 1997; 108: 615-618.
7.Actividad Hospitalaria por Regiones Sanitarias, 1996. Generalitat de Catalunya. Departament de Sanitat i Seguretat Social. (http://www.gencat. es/cat/acre.htm).
8.González López-Valvárcel B. El mercado laboral sanitario y sus consecuencias en la formación. En: Cabases JM, coordinador. La formación de los profesionales de la salud: escenarios y factores determinantes. Bilbao: Fundación BBV, 1997.