x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Indexada en:

IME, Eventline, Bibliomed, Sedbase, CINAHL, SciVerse Scopus, Pascal, IBECS

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank
doi: 10.1016/j.rh.2011.03.009

Reincorporación laboral en pacientes con amputación traumática de extremidad superior

Return to work in traumatic upper limb amputees

J.M. Muniesa-Portolés a, , M. Cabra-Martorell a, F. Samsó-Bardés a

a Servicio de Rehabilitación, FREMAP Hospital de Barcelona, Barcelona, España

Palabras Clave

Amputados. Extremidad superior. Retorno al trabajo.

Keywords

Upper limb. Amputees. Return to work.

Resumen

Objetivo

Evaluar el retorno a la actividad laboral de pacientes amputados de extremidad superior como resultado de un accidente de trabajo.

Pacientes y método

Estudio transversal y descriptivo. Variables recogidas mediante entrevista telefónica: retorno al trabajo, tipo de trabajo antes y después del accidente, protetización, uso de la prótesis, dolor.

Resultados

De 65 pacientes (60 varones), con media de edad de 44,4 años, los reincorporados al trabajo (n=38) presentaban dolor con menos frecuencia (p=0,009) y menor intensidad (p=0,004) y usaban más su prótesis, aunque de forma marginalmente significativa (p=0,07). El resto de las variables no presentaban diferencias entre reincorporados y no reincorporados.

Conclusiones

Desde el punto de vista clínico, la variable con más influencia en el retorno a la actividad laboral de los pacientes amputados de extremidad superior por accidente durante el trabajo fue el dolor. En el estudio no se recoge la influencia de variables socioeconómicas.

Abstract

Objective

To evaluate the return to the work environment of patients with upper limb amputations due to work accidents.

Patients and methods

A descriptive cross-sectional study was performed. The variables evaluated were obtained by telephone interview, this being return to work, occupation after and before the amputation, prosthesis requirement, use of prosthesis and pain.

Results

Sixty-five patients (60 male) mean age 44.4 years were enrolled. The subjects who returned to work (38 cases) reported pain less frequently (P=.009) and when present, the pain was less intense (P=.004). Use of prosthesis was slightly significantly higher in this group of patients (P=.07). No significant differences were found for the rest of variables between the reinstated and non-reinstated patients.

Conclusions

From a clinical point of view, pain was the most important factor conditioning return to work in subjects with traumatic upper limb amputation. However, the influence of socioeconomic variables was not studied.

Artículo

Introducción

De todos es sabida la importancia de las extremidades superiores ya que, además de la inteligencia y la posición erecta, la capacidad de manipular objetos distingue a los humanos de los animales así, utilizamos las manos para el trabajo, para el ocio y para la comunicación social e interpersonal1.

Por ello las amputaciones de la extremidad superior representan para la persona que las sufre un gran impacto negativo funcional, emocional y social. Además, en las personas que sufren la amputación durante su vida laboral activa el impacto es también económico si tenemos en cuenta los años que les puedan restar de actividad remunerada2, 3, 4.

Considerando este último aspecto, podríamos definir la reincorporación o reinserción laboral como la culminación del proceso rehabilitador: un proceso coordinado en el que se ha proporcionado al paciente terapia física, psicológica, ocupacional y vocacional, así como medios técnicos y formativos para que pueda obtener y conservar un empleo adecuado a su nueva condición.

Pese a la importancia de la reincorporación al mundo laboral de la persona con discapacidad, existen pocos trabajos publicados en nuestro país que nos proporcionen datos al respecto5, 6; por este motivo, el objetivo del presente estudio es averiguar qué proporción de pacientes se reincorporan a la actividad laboral remunerada tras sufrir una amputación de extremidad superior, ligada a accidente de trabajo, y qué factores pueden influir en ello.

Pacientes y método

Estudio transversal y descriptivo de una cohorte de pacientes afectos de amputación traumática de extremidad superior sufrida durante la realización de su actividad laboral o in itinere, atendidos en los servicios médicos de una mutua de accidentes laborales, tanto en la fase aguda como en la de rehabilitación.

Para ello se consultó la base de datos central de dicha entidad mutua, hallándose 139 casos de amputación traumática de extremidad superior recogidos en los últimos 22 años (1985-2007). A todos ellos, se les remitió carta por correo informando de que se contactaría telefónicamente con ellos para una entrevista/estudio, cosa que se consiguió aproximadamente en la mitad de los casos.

En la posterior encuesta telefónica, se recogieron las siguientes variables de estudio:

  • • Edad actual.

  • • Tiempo transcurrido desde la amputación.

  • • Lado amputado.

  • • Dominancia.

  • • Nivel de amputación.

  • • Causa de la amputación.

  • • Tipo de prótesis prescrita.

  • • Utilización actual de la prótesis.

  • • Opinión sobre el grado de utilidad de la prótesis.

  • • Opinión sobre el grado de comodidad de la prótesis.

  • • Tipo de trabajo realizado en el momento de la amputación.

  • • Reincorporación a la actividad laboral.

  • • Tipo de trabajo realizado tras la amputación.

  • • Dolor actual en relación con la amputación.

  • • Escala verbal de dolor (0-10).

  • • Localización del dolor.

  • • Desencadenante del dolor.

El estudio fue aprobado por la Dirección Médica del Hospital FREMAP de Barcelona y, naturalmente, la aceptación de los pacientes a participar en él estaba implícita al responder la entrevista telefónica tras explicarles que se trataba de un estudio.

Estudio estadístico

Se realizó en la Asesoría de Metodología Estadística del Institut Municipal d’Investigació Mèdica (IMIM). Se utilizaron la prueba de la χ2 y el test de la t de Student para los contrastes de las variables de estudio, estableciéndose el valor de la significación estadística en p ≤ 0,05.

Resultados

De los 139 pacientes codificados en la base de datos, finalmente se obtuvieron datos de 70, ya que en 3 casos se constató que no se trataba de pacientes con amputación de extremidad superior, sino de errores de codificación; del resto, 16 personas no consintieron en participar, 47 no fueron localizados y 3 habían fallecido. De los 70 pacientes localizados, se excluyó a 5, en 3 casos porque habían sido tratados mediante intervenciones de reimplante y en 2 casos porque se trataba de amputaciones menores de dedos.

Finalmente la serie de estudio quedó en 65 pacientes, de los que 60 eran varones y 5, mujeres; la media de edad actual era 44,48±12,3 años y la media del tiempo transcurrido entre el accidente y la realización de la encuesta era 123,57±105,3 meses.

Los resultados descriptivos que hacen referencia a las características de la amputación pueden ser consultados en la Tabla 1; los datos en relación con el tipo de actividad del puesto de trabajo, física o sedentaria, en la Tabla 2; los que se refieren a las relacionadas con la prótesis, en la Tabla 3 y los aspectos sobre el dolor, en las Tabla 4, Tabla 5.

Tabla 1. Características de la amputación

  n (%)
Lado amputado
Derecho 44 (67,7)
Izquierdo 20 (30,8)
Bilateral 1 (1,5)
 
Dominancia
Diestro 60 (92,3)
Zurdo 5 (7,7)
 
Nivel amputación
Mano 15 (23,1)
Antebrazo 23 (35,4)
Brazo 27 (41,5)

Tabla 2. Características del accidente y de la ocupación laboral antes y después de la reincorporación laboral, si la hubo

  n (%)
Causa de la amputación
Maquinaria 50 (77)
In itinere 9 (13,8)
Otros 5 (7,7)
No contesta 1 (1,5)
 
Tipo de trabajo antes del accidente
Físico 49 (71)
Sedentario 16 (23,2)
No contesta 4 (5,8)
 
Reincorporación laboral
38 (55,4)
No 26 (40)
No contesta 1 (1,6)
 
Tipo de trabajo después del accidente
Físico 6 (9,2)
Sedentario 30 (46,6)
No contesta 29 (44,6)

Tabla 3. Características de las prótesis y de su uso

Tipo prótesis
Mioeléctrica 35
Mecánica 12
Estética 16
Sin prótesis 2
 
Usa la prótesis
No 17
Parcialmente 13
Mucho 33
 
Considera útil la prótesis
No 17
Parcialmente 15
31
 
Considera cómoda la prótesis
No 18
Parcialmente 23
22

Tabla 4. Características del dolor en los pacientes de la serie de estudio

  n (%)
Dolor
No 16 (24,6)
49 (75,4)
 
Desencadenante
Constante 18
Actividad 16
Nocturno 10
Esporádico 10
 
Localización
Muñón 16
Miembro fantasma 29
Otros 4

Tabla 5. Intensidad del dolor medido con la escala verbal del dolor (media±desviación estándar)

Escala verbal dolor (0-10) 4,8±2,84

Del conjunto de la serie, 26 pacientes (40%) no se habían reincorporado a actividad laboral alguna, 38 sí lo habían hecho (58,4%) y 1 (0,6%) se negó a responder este aspecto de la encuesta (aunque sí contestó el resto de los ítems) (Tabla 2).

Respecto de la variable principal («reincorporación al trabajo»), tan sólo se hallaron diferencias significativas mediante la prueba de la χ2 entre los grupos respecto de (Tabla 6) «presencia de dolor» (p=0,009); el grupo de pacientes reincorporados a la actividad laboral refería menos problemas de dolor; marginalmente significativa fue la variable «uso de la prótesis» (p=0,07), es decir, el grupo reincorporado a la actividad laboral manifestaba mayor uso de la prótesis.

Tabla 6. Significación (p ≤ 0,05) tras aplicar la prueba de la χ2 a las variables de estudio entre el grupo que se reincorporó al trabajo y el que no

  p
Sexo 0,62
Dominancia 0,33
Causa de la amputación 0,82
Uso de prótesis 0,71
Utilidad de la prótesis 0,3
Comodidad de la prótesis 0,27
Tipo de trabajo previo 0,589
Dolor 0,009

Tras aplicar la prueba de la t de Student a la variable «intensidad del dolor» medida mediante la escala verbal del dolor, se comprobó que el grupo de reincorporados al trabajo refería dolor de menor intensidad (p=0,004).

Discusión

En primer lugar, debemos reconocer que el principal punto de interés del presente trabajo radica en que existen pocos estudios similares. Por el contrario, su principal punto débil radica en que se trata de un estudio en el que no se han podido recoger datos de todos los pacientes que figuraban inicialmente en la base de datos. Este hecho siempre resta cierta fiabilidad a las conclusiones, ya que no siempre pueden ser extrapoladas al conjunto de la población. A pesar de ello, de nuestros resultados debemos destacar los siguientes aspectos:

  • • En primer lugar, la considerable proporción de pacientes reincorporados nuevamente a la actividad laboral remunerada: alrededor de un 60%. Dicha cifra es similar a la expresada por Kejla4 en su trabajo realizado en amputados de extremidad superior en Dinamarca, si bien su estudio no estaba circunscrito a pacientes accidentados durante la actividad laboral, sino que se refería a población amputada de extremidad superior de cualquier etiología. Algo superior, 73%, es la proporción de pacientes reincorporados mencionada por Salvaraj et al7, aunque en su muestra hay pacientes con agenesias y amputaciones en la infancia.

  • • La mayor parte de los reincorporados accedieron a un trabajo adaptado a su discapacidad, distinto del que realizaban antes del accidente y con menor exigencia física. En este aspecto la bibliografía consultada también concuerda con nuestros resultados, y Burger et al8, en su estudio sobre 48 pacientes con amputación parcial de mano, hallaron que menos de la mitad pudo seguir con la misma ocupación anterior. También Millstein et al9, en una encuesta realizada a 1.000 pacientes con amputación de extremidad inferior reincorporados a actividad laboral, hallaron que en general se habían incorporado a trabajos físicamente menos exigentes. En todo caso, parece razonable que la falta de una de las extremidades superiores, pese a la suplencia protésica, tenga trascendencia en la realización de tareas manuales con exigencia física o de habilidades especiales y que una menor exigencia física sea mejor tolerada; en este sentido, aunque referido a amputados de extremidad inferior, Schoppen et al10 consideran que la disminución de la carga física durante el trabajo aumenta las probabilidades de un reincorporación laboral exitosa.

  • • La importancia del dolor en el futuro laboral del paciente amputado, ya que parece clara la relación inversa encontrada con el dolor y su intensidad experimentados por los pacientes que no se reincorporaron a la actividad laboral. En un trabajo de revisión efectuado por Burguer et al11, también se menciona el dolor entre los factores que influyen negativamente en el retorno al trabajo en pacientes con amputación de extremidad inferior. De igual manera, en el estudio de Millstein et al9 se recoge como factor negativo respecto a la reincorporación la presencia de dolor en el muñón de amputación o padecer miembro fantasma doloroso. La consecuencia inmediata de este dato es que el tratamiento del dolor en las fases iniciales debería ser «agresivo», pues queda comprometido el posible futuro laboral del individuo, y se deteriora la calidad de vida consecuentemente al padecimiento de dolor crónico.

  • • La poca importancia relativa del aspecto meramente protésico en la reincorporación al mundo del trabajo, ya que las diferencias entre grupos de reincorporados y no reincorporados respecto al proceso de protetización y el uso de la prótesis son pequeñas, alcanzando sólo diferencias marginalmente significativas y, por lo tanto, carentes de valor.

En cualquier caso, hemos de ser cuidadosos en la interpretación de nuestros resultados, ya que respecto al proceso de reincorporación laboral, en esta u otra afección discapacitante, existen otras consideraciones que tener en cuenta además de las estrictamente clínicas y funcionales.

Uno de estos aspectos, que debe servir para matizar las posibles conclusiones del estudio, es el tejido socioeconómico en el que se contextualizan los resultados, dado que la reincorporación laboral no siempre viene dada por la voluntad del paciente que ha sufrido una discapacidad de causa laboral, sino que es necesaria una conjunción entre la voluntad del amputado de reintegrarse al mundo laboral y que, simultáneamente, este le brinde la oportunidad de hacerlo: así, influyen la economía general de un país, sus tasas de paro y la dificultad para encontrar trabajo en un momento histórico determinado. En este sentido, Fernández et al5, en su trabajo realizado sobre 43 pacientes amputados de extremidad superior, hallaron que el factor más importante relacionado con la vuelta a la actividad laboral fue que el accidente hubiese ocurrido antes de los años ochenta. Según de Lorenzo12: «Debemos considerar que, en general, la situación relativa al empleo de las personas con discapacidad es bastante sombría. La combinación de medios inaccesibles de transporte público, de barreras arquitectónicas y actitudinales, de un desempleo crónico y de una adjudicación insuficiente de recursos para ayudar a las personas con discapacidad, hace que el empleo de las personas con discapacidad sea, como mucho, una actividad marginal».

Por otro lado, tampoco debemos olvidar que también influye el tipo de empresa al que pertenece el trabajador accidentado: las empresas importantes con gran número de empleados, 200 o más según algunos autores13, pueden reincorporar con más facilidad a trabajadores discapacitados en tareas adecuadas a sus nuevas capacidades funcionales, mientras que en las empresas pequeñas, con pocos puestos de trabajo, no existen las mismas oportunidades.

Conclusiones

Del estudio de nuestra serie podemos concluir que la tasa de reincorporación laboral tras una amputación de extremidad superior en un accidente de trabajo es considerable y que, desde el punto de vista clínico, se relaciona con el dolor crónico y su intensidad experimentados por los pacientes.

Son necesarios más estudios que recojan no sólo aspectos clínicos, sino también aspectos legales y socioeconómicos que, sin duda, puedan condicionar la mencionada reincorporación laboral.

Recibido 20 Diciembre 2010
Aceptado 17 Marzo 2011

Autor para correspondencia. jmuniesa@hospitaldelmar.cat

Bibliografía

1.Freeland AE, Psonak R. Traumatic below-elbow amputations. Orthopedics. 2007; 30:120-6.
2.Bhaskaranand K, Bhat AK, Acharya KN. Prosthetic rehabilitation in traumatic upper limb amputees (an Indian perspective). Arch Orth Trauma Surg. 2003; 123:363-6.
3.Dillingham TR, Pezzin LE, MacKenzie EJ. Incidence, acute care length of stay, and discharge to rehabilitation of traumatic amputee patients: an epidemiologic study. Arch Phys Med Rehabil. 1998; 79:279-87.
4.Kejla GH. The social and economic outcome after upper limb amputation. Prosth Orth Int. 1992; 16:25-31.
5.Fernández A, Isusi I, Gómez M. Factors conditioning the return to work of upper limb amputees in Asturias, Spain. Prosthet Orthot Int. 2000; 24:143-7.
6.Rodríguez García J, Expósito Tirado JA, Salvador Camacho J, Ferrand Ferri P, Pérez Herrera JC, Del Pino Algarrada R. Recuperación funcional y reincorporación sociolaboral en el paciente joven tras un ictus. Neurología. 2004; 19:160-7.
7.Salvaraj K, Davey N. Functional outcome of patients with proximal upper limb deficiency-acquired and congenital. Clin Rehabil. 2004; 18:172-7.
8.Burger H, Maver T, Marincek C. Partial hand amputation and work. Disabil Rehabil. 2007; 29:1317-21.
9.Millstein S, Bain D, Hunter GA. A review of employment patterns of industrial amputees-factors influencing rehabilitation. Prosth Orth Int. 1985; 9:69-78.
10.Schoppen T, Boonstra A, Groothoff JW, Van Sonderen E, Göeken LN, Eisma WH. Factors related to successful job reintegration of people with a lower limb amputation. Arch Phys Med Rehabil. 2001; 82:1425-31.
11.Burger H, Marincek C. Return to work after limb amputation. Disabil Rehabil. 2007; 29:1323-9.
12.De Lorenzo R. El futuro de los discapacitados en el mundo: el empleo como factor determinante para la inclusión. Revista del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. 2004; 50:73-89.
13.West SL, Mc Mahon BT, Monasterio E, Belongia L, Kramer K. Workplace discrimination and missing limbs: The national EEOC ADA research project. Work: journal of Prevention, Assessment and Rehabilitation. 2005; 25:27-35.