x

¿Aún no esta registrado?

Crea tu cuenta. Registrate en Elsevier y obtendrás:

Registrarme ahora
España | Cambiar
Ayuda - - Regístrese - Teléfono 902 888 740
Buscar en

Indexada en:

IME

Índice SCImago

SCImago Journal & Country Rank
doi: 10.1016/S1575-0973(09)71375-3

TCI-R-67: versión abreviada del TCI-R de Cloninger. Proceso de creación y administración a una muestra de adictos a sustancias en tratamiento

TCI-R-67: abbreviated version of Cloninger¿s TCI-R. Creation process and application to a treated substance-addict sample

E J PEDRERO PÉREZ a

a Doctor en Psicología. CAD 4 San Blas. Instituto de Adicciones. Ayuntamiento de Madrid.

Palabras Clave

personalidad, carácter, temperamento, Cloninger, TCI-R, evaluación, adicción.

Keywords

personality, character, temperament, Cloninger, TCI-R, assessment, addiction.

Resumen

Objetivo. Elaborar una versión reducida del TCI-R que permita abreviar el tiempo de evaluación sin merma sustancial de las propiedades psicométricas. Método. Se estructuró en dos fases: la primera, encaminada a obtener los ítems más discriminativos que configuraran nuevas escalas con la máxima consistencia interna, utilizó una muestra de 120 sujetos de población clínica (adictos en tratamiento) y 120 sujetos de población no clínica; la segunda fase consistió en la administración del nuevo cuestionario a una muestra de 750 sujetos que iniciaban tratamiento por abuso/dependencia de sustancias y 245 sujetos de población no clínica. Se efectuó un análisis factorial confirmatorio sobre estas dos muestras y se exploraron los estadísticos de consistencia interna de las nuevas escalas. Se utilizó el DII-Short de Dickman para estudiar la validez discriminante. Resultados. El nuevo cuestionario consta de las mismas 7 escalas del TCI-R y se incluye como escala independiente la Excitabilidad Exploratoria, que muestra un patrón correlacional diferente al resto de subescalas de Búsqueda de Novedad. Cada escala conserva 8 ítems de la original (salvo la de Excitabilidad Exploratoria, con sólo 6) y se conservan los 5 ítems de validez. La consistencia interna de las nuevas escalas y su correlación con las originales resultan muy adecuadas. Se encuentran diferencias entre poblaciones clínica y no clínica en todas las escalas, pero sólo con suficiente tamaño del efecto en Búsqueda de Novedad, Autodirección y Evitación del Daño. Conclusiones. El TCI-R-67 parece ser una prueba útil para estimar los rasgos del modelo de Cloninger, tanto en población clínica como en población general.

Artículo

Introducción

Cloninger ha formulado un modelo de personalidad que pretende abarcar los aspectos biológicos — temperamentales— y psicosociales —caracteriales— que dan cuenta del patrón complejo del comportamiento humano1. Los rasgos temperamentales estarían vinculados al funcionamiento de diversos sistemas de neurotransmisión cerebral (Búsqueda de Novedaddopamina, Evitación del Daño-serotonina, Dependencia de Recompensa-noradrenalina) o a diversas características neurobiológicas (Persistencia-tendencia neurobiológica a seguir emitiendo conductas asociadas al refuerzo a pesar de la desaparición de éste); representarían predisposiciones que se mantienen estables a lo largo del desarrollo y no se modificarían a través de los procesos de aprendizaje. Los rasgos caracteriales serían un conjunto de características que se van estructurando a lo largo del desarrollo a través de mecanismos socioculturales aprendidos, como valores, metas, estrategias de afrontamiento y creencias.

Cloninger y su equipo han ido proponiendo sucesivos instrumentos de medida para estimar las variables de su modelo, al hilo de las modificaciones y ampliaciones que éste ha requerido a lo largo del tiempo. Se propuso, en primer lugar, un instrumento de medida, el TPQ (Tridimensional Personality Questionnaire2,3), centrado en el estudio de las dimensiones temperamentales. La adición de dimensiones más ligadas al aprendizaje y la experiencia supuso el diseño de un nuevo instrumento, el TCI (Temperament and Character Inventory4). La última versión, el TCI-R (Temperament and Character Inventory-Revised5), ha subsanado algunas deficiencias psicométricas de la precedente. La versión española del TCI-R está disponible en Internet6 y ha sido baremada en población general española7.

El modelo de personalidad de Cloninger ha sido utilizado para el estudio de características de personalidad en adictos a sustancias8-11. Comparado con instrumentos de otros modelos propuestos en la literatura, el TCI-R de Cloninger es el que ha mostrado una mayor validez para predecir variables psicopatológicas12.

La principal dificultad para su aplicación reside en el hecho de que el TCI-R consta de 240 ítems. Se trata, pues, de un autoinforme complejo y con una longitud que dificulta su cumplimentación completa, especialmente en poblaciones con características especiales, como los adictos a sustancias, frecuentemente impulsivos, impacientes y con dificultades de concentración. Por otra parte, la evaluación de la personalidad es ineludible en las fases iniciales del tratamiento, pero no es el único elemento a considerar, por lo que el TCI-R debe formar parte de una batería más amplia de pruebas de autoinforme que orienten el diagnóstico multiaxial. Esta dificultad se ha intentado subsanar elaborando versiones reducidas del cuestionario que proporcionen una medida aceptable de los rasgos que componen el modelo. La página web del autor13 informa de la existencia de una versión de 144 ítems elaborada por Carmen Bayón, de la que, sin embargo, no hemos encontrado trabajos que la apliquen. Existe una versión de 140 ítems que ha sido aplicada a población general y población psiquiátrica española14 y a población adicta a sustancias15. Existen versiones aún más reducidas del TPQ, 67 ítems16, y del TCI, 56 ítems17.

No hemos encontrado una versión reducida del TCIR con una composición de ítems mínima, pero suficiente para garantizar la calidad de la medida y con suficientes garantías psicométricas para su aplicación en muestras clínicas. El presente estudio tiene por objeto la construcción de una versión reducida del TCI-R y estudiar los resultados de su aplicación a una muestra clínica (adictos a sustancias en tratamiento) y no clínica, con una longitud mínima pero adecuada para la evaluación de los rasgos de personalidad del modelo de Cloninger. Para ello planteamos dos fases: la primera se centrará en la obtención de los ítems que presenten mayor capacidad discriminativa y compongan las escalas más fiables; la segunda estudiará las propiedades psicométricas resultantes de su aplicación a muestras amplias, clínica y no clínica.

Método Procedimiento

El estudio se estructura en dos fases. La primera tie-ne por objeto obtener los ítems más discriminativos que estructuren las escalas más consistentes. La segunda fase consistirá en la aplicación de la nueva escala obtenida para el estudio de su consistencia interna, su estructura factorial y su validez discriminante. En cada paso se hará constar la muestra utilizada y el procedimiento para su obtención, así como los procedimientos estadísticos desarrollados.

Todos los participantes firmaron el consentimiento informado para la utilización anónima de los resultados (en el caso de los menores se requirió la autorización del tutor legal).

Instrumentos

TCI-R5, prueba de autoinforme que se compone de 235 ítems más 5 de validez, que se responden en una escala Likert de 5 opciones (1: muy en desacuerdo; 2: moderadamente en desacuerdo; 3: ni de acuerdo ni en desacuerdo; 4: moderadamente de acuerdo; 5: muy de acuerdo). Mide cuatro dimensiones temperamentales: Búsqueda de Novedad (NS), Evitación del Daño (HA), Dependencia de Recompensa (RD) y Persistencia (PE), y tres caracteriales: Autodirección (SD), Cooperatividad (CO) y Autotrascendencia (ST), cada una de ellas con un número variable de subescalas, entre 3 y 5. Consta de una escala de validez de 5 ítems. Utilizamos la versión española proporcionada por los propios autores18, que no coincide plenamente en la redacción de los ítems con la anteriormente citada, disponible en la web de Cloninger6.

Inventario de Impulsividad de Dickman, versión reducida (Dickman’s Impulsivity Inventory-Short Version, DII-Short19), versión española de Chico et al20, que distingue entre dos tipos de impulsividad: funcional y disfuncional. La impulsividad funcional beneficia al sujeto y se vincula al afán de aventura, a la actividad general y a la rapidez en el procesamiento de la información y en tareas de codificación, a diferencia de la impulsividad disfuncional, que no se asocia necesariamente a respuestas rápidas pero sí descuidadas, poco reflexivas y que tienen consecuencias negativas para el sujeto. Consta de 23 ítems, 11 de los cuales miden Impulsividad Funcional y 12, Impulsividad Disfuncional, que se contestan en una escala dicotómica Sí/No.

Análisis de datos

En la primera fase se efectúan análisis de fiabilidad de los ítems y de las escalas resultantes, así como pruebas de correlación bivariada entre las escalas previas y las resultantes. En la segunda fase se repitieron algunas de las pruebas de fiabilidad para el estudio de la consistencia interna de la nueva escala, análisis factorial confirmatorio, pruebas de correlación bivariada para el estudio de la validez convergente y discriminante, y comparación de medias mediante un modelo lineal general multivariante para el estudio de las puntuaciones diferenciales entre submuestras con prueba de magnitud del efecto (d de Cohen).

Resultados Estudio preliminar

Objetivo

Se trataba de obtener un cuestionario breve con adecuadas cualidades psicométricas que midiera las dimensiones principales del TCI-R sin excesiva pérdida de fiabilidad. Se estimó en 8 el número de ítems más adecuado para configurar, en principio, un cuestionario de 56 ítems, más los 5 de control.

Muestra

Para el estudio preliminar se utilizó una muestra de 240 sujetos, compuesta por 120 individuos de población clínica y 120 de población no clínica. Los 120 de población clínica son sujetos que se encontraban en diversas fases del tratamiento de rehabilitación y que cumplimentaron el cuestionario en el transcurso de una sesión clínica. Todos ellos habían recibido al inicio del tratamiento el diagnóstico de abuso o dependencia de alguna sustancia, siendo las principales la heroína (n = 22), cocaína (n = 46), alcohol (n = 43), cannabis (n = 9) y benzodiacepinas (n = 1), además de dos sujetos con diagnóstico de ludopatía. La muestra de población no clínica se obtuvo por participación voluntaria y desinteresada mediante la técnica de «bola de nieve»21.

Procedimiento y resultados

Búsqueda de Novedad

La tabla 1 muestra los estadísticos de los ítems de la escala de Búsqueda de Novedad. Lo primero que llama la atención es el hecho de que los ítems perte-necientes a la subescala de Excitabilidad Exploratoria se sitúan en su mayor parte entre los que menor correlación muestran con la puntuación total de la escala, una vez excluidos ellos mismos. Éste es un hecho ya observado en trabajos precedentes, en los que la subescala de Excitabilidad Exploratoria muestra correlaciones contrarias al resto de subescalas de Búsqueda de Novedad8. Los datos apuntan a que esta subescala mide algo diferente a lo que miden el res-to de subescalas de esta dimensión, y que su inclusión resta consistencia interna a la dimensión de Búsqueda de Novedad (0,79 la escala completa, 0,81 excluyendo los ítems de Excitabilidad Exploratoria). Por ello, se decidió estudiar esta subescala por separado.

Tabla 1. Estadísticos de los ítems de la escala de Búsqueda de Novedad del TCI-R

Tomados todos los ítems de Búsqueda de Novedad, una vez excluidos los que correspondían a la subescala de Excitabilidad Exploratoria, el procedimiento seguido fue el siguiente: se fue analizando la fiabilidad de la escala completa y se eliminaba en cada paso el ítem que menor correlación mostraba con ella. Así se procedió hasta seleccionar los 8 ítems que proporcionaban la escala más consistente. Los 8 ítems seleccionados fueron los que se muestran en la tabla 2. La escala así formada mostró una αde Cronbach de 0,802.

Tabla 2. Estadísticos de la nueva escala de Búsqueda de Novedad

Los ítems de Excitabilidad Exploratoria no mostraron, por separado, una adecuada consistencia para la escala completa (α= 0,512). Se eliminaron 4 ítems de los 10 originales y se obtuvo una escala de 6 ítems de consistencia aceptable (α= 0,682). Los estadísticos para esta nueva escala se muestran en la tabla 3. La correlación entre estas dos escalas resultó ser de r = 0,04 (p = 0,495), por lo que ambas resultaban ser, como sugerían los datos generales, dos escalas independientes.

Tabla 3. Estadísticos de la nueva escala de Excitabilidad Exploratoria

La correlación entre las nuevas escalas y las escalas completas originales fue de r = 0,817 para la Búsqueda de Novedad y de r = 0,872 para la Excitabilidad Exploratoria.

Evitación del Daño

La escala de Evitación del Daño mostró, en su con-junto, una adecuada consistencia interna (α = 0,877). Se procedió, como en el caso anterior, a ir eliminando paso a paso cada ítem que mostraba menor correlación parcial con la escala completa. De este modo se seleccionaron los 8 ítems que se muestran en la tabla 4. La consistencia interna de esta nueva escala fue de α = 0,829 y su correlación con la escala original completa fue de r = 0,804.

Tabla 4. Estadísticos de la nueva escala de Evitación del Daño

Dependencia de Recompensa

La escala completa muestra una consistencia interna de α = 0,830. Por el sistema de eliminación paso a paso se seleccionaron los 8 ítems que se muestran en la tabla 5. La nueva escala muestra una consistencia interna igual que la completa (α = 0,830) y su correlación con la escala original completa fue de r = 0,795.

Tabla 5. Estadísticos de la nueva escala de Dependencia de Recompensa

Persistencia

La escala completa ofrece una consistencia interna de α= 0,893. Utilizando el mismo sistema de eliminación progresiva se llega a una escala compuesta por los 8 ítems que se muestran en la tabla 6. La nueva escala muestra una consistencia interna de α= 0,820 y su correlación con la escala original completa fue de r = 0,838.

Tabla 6. Estadísticos de la nueva escala de Persistencia

Autodirección

La escala completa ofrece una consistencia interna de α= 0,910. Por el mismo sistema descrito se llega a una escala compuesta por los 8 ítems que se muestran en la tabla 7. La nueva escala muestra una consistencia interna de α= 0,892 y su correlación con la escala original completa fue de r = 0,863.

Tabla 7. Estadísticos de la nueva escala de Autodirección

Cooperatividad

La escala completa ofrece una consistencia interna de α= 0,891. Por el mismo sistema descrito se llega a una escala compuesta por los 8 ítems que se muestran en la tabla 8. La nueva escala muestra una consistencia interna de α= 0,830 y su correlación con la escala original completa fue de r = 0,864.

Tabla 8. Estadísticos de la nueva escala de Cooperatividad

Autotrascendencia

La escala completa ofrece una consistencia interna de α= 0,858. Por el mismo sistema descrito se llega a una escala compuesta por los 8 ítems que se muestran en la tabla 9. La nueva escala muestra una consistencia interna de α= 0,846 y su correlación con la escala original completa fue de r = 0,873.

Tabla 9. Estadísticos de la nueva escala de Autotrascendencia

Cuestionario definitivo

El cuestionario definitivo TCI-R-67 queda compuesto por los ítems seleccionados de las 7 dimensiones del TCI-R, más los 5 de control, todos ellos colocados siguiendo el orden que ocupaban en el cuestionario de 240 ítems, y, en último término, los 6 seleccionados de la escala de Excitabilidad Exploratoria (tabla 10).

Tabla 10. Cuestionario definitivo TCI-R-67

Tabla 10. Cuestionario definitivo TCI-R-67 (Continuación)

Estudio de aplicación

Objetivo

Comprobar la conservación de las cualidades psicométricas apreciadas en el cuestionario en la fase preliminar, una vez aplicado a una muestra más amplia de sujetos, tanto de población clínica como de población no clínica. Una vez confirmado el punto anterior, estimar las diferencias entre ambas poblaciones en los rasgos de personalidad medidos por el cuestionario.

Muestra y procedimiento

Se obtuvo una muestra de 995 sujetos, 245 de población no clínica y 750 de población clínica. Para conseguir la muestra de población no clínica se utilizó, de nuevo, la técnica de «bola de nieve»21. La muestra clínica, en esta ocasión, estuvo compuesta exclusivamente por sujetos que iniciaban tratamiento por abuso o dependencia de sustancias (a diferencia de la muestra del estudio anterior, que se compuso a partir de sujetos en diversas fases de tratamiento). Para cumplimentar el test se consideró necesario que cada sujeto fuera acreedor al diagnóstico de abuso o dependencia de al menos una sustancia, según los criterios DSMIV-TR. Además, se esperó a tener la seguridad de que los pacientes no se encontraban bajo los efectos del consumo de sustancias o padeciendo sintomatología de abstinencia. Los sujetos de población no clínica colaboraron de forma voluntaria y desinteresada; los sujetos de población clínica fueron informados y firmaron el consentimiento para el uso anónimo de los resultados (sus tutores, en el caso de menores de edad). Finalmente, se excluyeron todos los cuestionarios que presentaban 1 punto o más en la escala de validez del TCI-R-67, por lo que la muestra quedó reducida a 936 sujetos, 232 de población no clínica y 704 de población clínica.

La muestra de población no clínica se componía de 74 varones y 158 mujeres, cuya edad media era de 33,5 años (± 12,6) y 29,3 años (± 11,6), respectivamente. El rango de edad de la muestra se encontraba entre 15 y 70 años. El 4,7% sólo había cursado estudios primarios, el 10,8% estudios de secundaria, el 24,1% bachillerato o similares y el 60,3% estudios universitarios. La muestra de población clínica se componía de 546 varones y 158 mujeres, cuya edad media era 35,7 (± 9,4) y 36,2 (± 9,8), respectivamente, con un rango comprendido entre los 16 y los 67 años. El 13,2% sólo había cursado estudios primarios, el 45,2% estudios secundarios, el 27,7% bachillerato o similares y el 13,6% estudios universitarios.

Resultados

En la tabla 11 se consignan los resultados de efectuar la prueba αde Cronbach a las escalas del cuestionario TCI-R-67. Puede apreciarse que las cifras de consistencia interna son muy similares a las obtenidas en la muestra del estudio preliminar.

Tabla 11. Consistencia interna (α de Cronbach) de las escalas del TCI-R-67

Como habíamos observado en la fase preliminar (y en estudios previos) que la subdimensión de Excitabilidad Exploratoria mostraba un patrón factorial diferente al resto de subescalas y a la dimensión principal de Búsqueda de Novedad (a la que pertenece, según los autores del cuestionario), procedemos a explorar sus relaciones con algún cuestionario que nos informe de las posibles diferencias. Resultados de estudios previos22 nos han llevado a sugerir que la Excitabilidad Exploratoria podría relacionarse con lo que Dickman denominó Impulsividad Funcional20, mientras que la subescala de Impulsividad, y en general el resto de subescalas de Búsqueda de Novedad, lo harían con la modalidad Disfuncional. Para contrastar esta hipótesis utilizamos el DII-Short que distingue, según la teoría de su autor, entre impulsividad disfuncional, relacionada con errores de procesamiento, incapacidad para inhibir respuestas automáticas o predominantes, y consecuencias negativas, e impulsividad funcional, relacionada con rapidez de procesamiento cognitivo, conducta orientada a metas y ventaja adaptativa20,23. En la tabla 12 se observa que el patrón de correlaciones de ambas escalas es diferente por completo. La Impulsividad Disfuncional se relaciona estrechamente con la dimensión de Búsqueda de Novedad (una vez excluidos los ítems de Excitabilidad Exploratoria) y con Evitación del Daño, lo que sugiere que esta impulsividad se refiere tanto a la modalidad activa («de ataque») como a la pasiva («de huida»). Además, muestra una estrecha correlación con la escala caracterial de Autodirección, en sentido negativo. La Impulsividad Funcional se relaciona principalmente con la Excitabilidad Exploratoria y no lo hace en absoluto con la Autodirección.

Tabla 12. Correlaciones entre las escalas del TCI-R-67 y las escalas del DII-Short (Dickman Impulsivity Inventory-Short Version)

Se efectúa a continuación un análisis factorial confirmatorio sobre las escalas del TCI-R-56 para intentar validar la estructura propuesta. Para su confección, se considera como independiente la escala de Excitabilidad Exploratoria, a la vista de los resultados precedentes. Se desarrolla un modelo de máxima probabilidad y se incorporan las 9 dimensiones encontradas. Los resultados indican un precario ajuste, pero admisible si no se utilizan criterios restrictivos. La χ21801 = 6.245,45 es significativa, pero la χ2 relativa es admisible (CMIN/DF = 3,5) si, como sugieren ciertos auto-res, lo son valores inferiores a 524. El resto de indicadores de ajuste ofrecen cifras adecuadas, siempre por encima de 0,9 (NFI = 0,95; RFI = 0,95; IFI = 0,97; CFI = 0,97), al igual que los parámetros de no centralidad (RMSEA = 0,05). El modelo estructural obtenido se muestra en la figura 1.

Figura 1. Estructura del TCI-R-67 y covariación entre sus elementos.

Finalmente, en la tabla 13 se estudian las diferencias encontradas entre las puntuaciones obtenidas por las muestras clínica y no clínica en las escalas del cuestionario abreviado de 67 ítems. Observamos que existen diferencias con alto grado de significación en todas las escalas, si bien el tamaño del efecto sólo es considerable para las escalas de Búsqueda de Novedad, Evitación del Daño (más altas en adictos) y Autodirección (más alta en población no clínica).

Tabla 13. Puntuaciones medias y de dispersión de las escalas del TCI-R-67 en población clínica (N = 750) y no clínica (N = 245); significación de las diferencias (controlando sexo, edad y nivel de estudios)

Discusión

El objetivo del presente trabajo era obtener un cuestionario análogo al TCI-R, pero compuesto por la me-nor cantidad posible de ítems y sin una pérdida significativa de fiabilidad y validez. La gran extensión de la versión completa (240 ítems) dificulta su aplicación, especialmente en poblaciones con ciertas características, como es el caso de los adictos a sustancias. Ello ha llevado a varios autores a buscar versiones abreviadas que informen de las dimensiones principales sin pérdida sustancial de la bondad psicométrica14-17.

Tras el procedimiento detallado anteriormente, proponemos finalmente una prueba de 67 ítems que conserva en su mayor parte las características del original. La consistencia interna de las nuevas escalas es sólo inferior en pocas centésimas a las escalas completas de procedencia y ambas correlacionan con suficiente intensidad como para considerar que están midiendo lo mismo. El nuevo cuestionario TCI-R-67 reduce a la cuarta parte el número de ítems y permite un ahorro de tiempo en su cumplimentación, lo que lo hace adecuado para la exploración de sujetos con características especiales (impaciencia, dificultades para la atención sostenida, etc.) o en situaciones particulares (poco tiempo disponible para la evaluación).

Durante el proceso de exploración de los ítems originales hemos podido observar que la escala de Excitabilidad Exploratoria, inicialmente incluida por los auto-res como subdimensión de la Búsqueda de Novedad, mide un constructo diferente al del resto de subescalas de este rasgo principal. Como había sido sugerido en otros trabajos22, la Excitabilidad Exploratoria parece medir algo diferente a la impulsividad, entendida como rasgo disfuncional, y más próximo a la curiosidad, la tendencia a escanear el ambiente en busca de estímulos novedosos y la rapidez de procesamiento cognitivo. Como también se había hipotetizado en el trabajo mencionado, la Excitabilidad Exploratoria correlaciona significativamente y con considerable tamaño del efecto con la Impulsividad Funcional del modelo de Dickman, en tanto que el resto de ítems de la escala de Búsqueda de Novedad lo hace con gran magnitud del efecto con la Impulsividad Disfuncional. Estos datos aconsejan explorar por separado la escala de Excitabilidad Exploratoria y así lo hemos hecho, creando para ello una subescala independiente en el TCI-R-67.

Estudios previos no han conseguido reproducir la estructura teórica del modelo de Cloninger a partir de los instrumentos diseñados para su medida cuando han considerado en su conjunto todas las dimensiones del modelo; para que tal verificación haya sido posible se ha hecho preciso estudiar por separado las dimensiones temperamentales y caracteriales25 o partir directamente de un segundo orden de análisis, efectuando la rotación directamente sobre las escalas y no sobre los ítems26-28. La estructura del nuevo cuestionario abreviado, obtenida mediante análisis factorial confirmatorio, responde plenamente a la estructura teórica propuesta (con la salvedad de la Excitabilidad Exploratoria considerada como escala independiente) y a la teórica independencia de las escalas temperamentales y caracteriales entre sí. La Autodirección es la dimensión más fuertemente vinculada a las dimensiones temperamentales, lo cual, siguiendo el modelo teórico, queda justificado en la medida en que esta dimensión supone una especie de compendio entre las características adquiridas y el historial de aprendizaje del sujeto, lo que finalmente se traduce en un estilo de autodirigir la propia vida, establecer las metas personales, manejar los recursos disponibles y organizar un patrón comportamental congruente29.

La aplicación del TCI-R-67 en muestras amplias de poblaciones clínica y no clínica permite comprobar las diferencias entre ambos grupos. Cuando se controlan variables como el sexo, la edad o el nivel de estudios alcanzado, que pueden interferir significativamente en las comparaciones, aparecen diferencias significativas en todas las dimensiones exploradas. Sin embargo, estas diferencias deben matizarse para evitar la comisión del error tipo I, al utilizar muestras grandes. Por ello, hemos estimado el tamaño del efecto mediante el estadístico d de Cohen30, que nos permite afirmar que el tamaño del efecto de las diferencias encontradas sólo es apreciable en dos, o a lo máximo tres dimensiones: los adictos puntúan menos en Autodirección y más en Búsqueda de Novedad y (con menor intensidad) en Evitación del Daño. A su vez, hemos visto (tabla 12) que este patrón de rasgos muestra correlaciones fuertes y significativas con variables disfuncionales y contrarias con variables funcionales. Esta combinación de conducta impulsiva, desordenada, extravagante, con tendencia a la evitación y con una pobre capacidad para autodirigir la propia vida parece estar en la base de los trastornos de la personalidad31 y en los trastornos por abuso de sustancias9.

En consecuencia, proponemos un cuestionario reducido capaz de estimar los rasgos temperamentales y caracteriales propuestos por el modelo de Cloninger, con excelentes cualidades psicométricas en relación con la prueba completa, y que puede resultar de utilidad en determinadas circunstancias y con determinados perfiles de usuarios y pacientes, así como en la exploración de estos rasgos en muestras de población general, salvando los inconvenientes que la prueba al completo, con cuatro veces más ítems, puede suponer en estos casos.

Los autores declaran que no existe conflicto de interés.

Correspondencia: E.J. PEDRERO PÉREZ. CAD 4 San Blas. Ayuntamiento de Madrid. C/ Alcalá, 527. 28027 Madrid. España. Correo electrónico: ejpedrero@yahoo.es

Recibido: 4-03-2008 Aceptado para su publicación: 8-05-2008

Bibliografía

1.Cloninger CR, Svrakic DM, Przybeck TR. A psychobiological model of temperament and character. Arch Gen Psychiatry. 1993;50:975-90.
Medline
2.Cloninger CR, Przybeck TR, Svrakic DM. The Tridimensional Personality Questionnaire: US normative data. Psychol Rep. 1991;69:1047-57.
Medline
3.Stallings MC, Hewitt JK, Cloninger CR, Heat AC. Genetic and environmental structure of Tridimensional Personality Questionnaire: three orfour temperament dimensions? J Pers Soc Psychol. 1996;70:127-40.
4.Cloninger CR, Przybeck TR, Svrakic DM, Wetzel RD. The Temperament and Character Inventory (TCI): a guide to its development and use.St Louis: Center for Psychobiology of Personality; 1994.
5.Cloninger CR. The Temperament and Character Inventory-Revised. St Louis, MO: Center for Psychobiology of Personality, Washington University;1999.
6.Center for Well-Being: Psychobiology [página web en Internet]. St Louis: School of Medicine. Department of Psychiatry [consultado08/05/2008]. Disponible en: https://psychobiology.wustl.edu/documents/TCI-Respana.pdf
7.Gutiérrez-Zotes JA, Bayón C, Montserrat C, Valero J, Labad A, Cloninger CR, et al. Inventario del Temperamento y el Carácter-Revisado (TCIR).Baremación y datos normativos en una muestra de población general. Act Esp Psiquiatr. 2004;32:8-15.
8.Orengo T, González-Abolafio M, Delegido B, Ballester F, Cervera G, Haro G. El modelo psicobiológico de Cloninger en dependientes de opiáceos.Trast Adict. 2007;9:108-15.
9.Pedrero EJ. Temperamento, carácter y trastornos de la personalidad. Aplicación del TCI-R a una muestra de consumidores de drogas en tratamientoy su relación con el MCMI-II. Adicciones. 2006;18:135-48.
10.Pedrero EJ. El carácter como predictor de trastornos de la personalidad en adictos: la tipología caracterial de Cloninger y su abordaje psicosocial.Rev Esp Drogodep. 2007;32:342-69.
11.Pedrero EJ, López-Durán A, Olivar Á. El trastorno negativista de la personalidad y su relación con el abuso de sustancias. Trast Adict.2006;8:22-41.
12.Grucza RA, Goldberg LR. The comparative validity of 11 modern personality inventories: predictions of behavioral acts, informant reports, andclinical indicators. Jour Pers Assess. 2007;89:167-87.
13.Center for Well-Being: Psychobiology [página web en Internet]. St Louis: School of Medicine. Department of Psychiatry [consultado08/05/2008]. Disponible en: https://psychobiology.wustl.edu/research/inResearch.htm
14.Gutiérrez-Zotes JA, Cortés MJ, Valero J, Peña J, Labad A. Propiedades psicométricas de la versión española abreviada del TCI-R (TCI-140)y su relación con las Escalas de la Personalidad Psicopatológica (MMPI-2 PSY-5) en pacientes. Actas Esp Psiquiatr. 2005;33:231-7.
Medline
15.Pedrero EJ. TCI-140: propiedades psicométricas, relación con el TCI-R y con variables de personalidad. Estudio de una muestra de adictos entratamiento. Trastornos Adictivos. 2006;8:155-67.
16.Wills TA, Vaccaro D, McNamara G. Novelty seeking, risk taking, and related constructs as predictors of adolescent substance use: an applicationof Cloninger’s theory. J Subst Abuse. 1994;6:1-20.17. Rigozzi C, Rossier J. Validation d’une version abrégée du TCI (TCI-56) sur de jeunes fumeurs et non-fumeurs. Annales Médico Psychologiques.2004;162:541-8.
17.Fernández-Aranda F, Bayón C, Badía A, Aitken A. TCI-R, versión española. Manuscrito no publicado, 2004.
18.Dickman SJ. Functional and dysfunctional impulsivity: Personality and cognitive correlates. J Pers Soc Psychol. 1990;58:95-102.
Medline
19.Chico E, Tous JM, Lorenzo U, Vigil A. A Spanish adaptation of Dickman’s impulsivity inventory: its relationship to Eysenck’s personality questionnaire.Pers Individ Differ. 2003;35:1883-92.
20.Goodman L. Snowball sampling. Ann Math Stat. 1961;32:148-70.
21.Pedrero EJ. Diferencias de personalidad entre adictos a sustancias y población general. Estudio con el TCI-R de casos clínicos con controlesemparejados. Adicciones. En prensa.
22.Brunas-Wagstaff J, Bergquist A, Wagstaff GF. Cognitive correlates of functional and dysfunctional impulsivity. Pers Indiv Differ. 1994;17:289-92.
23.Marsh HW, Hocevar D. Application of confirmatory factor analysis to the study of self-concept: First-and higher order factor models and theirinvariance across groups. Psychol Bull. 1985;97:562-82.
24.Gutiérrez F, Torrens M, Boget T, Martín-Santos R, Sangorrín J, Pérez G, et al. Psychometric properties of the Temperament and Character Inventory(TCI) questionnaire in a Spanish psychiatric population. Acta Psychiat Scand. 2001;103:143-7.
Medline
25.Fossati A, Cloninger CR, Villa D, Borronia S, Grazioli F, Giarollia F, et al. Reliability and validity of the Italian version of the Temperamentand Character Inventory-Revised in an outpatient sample. Comp Psychiatr. 2007;48:380-7.
26.Hansenne M, Delhez M, Cloninger CR. Psychometric properties of the Temperament and Character Inventory-Revised (TCI-R) in a Belgiansample. J Person Assess. 2005;85:40-9.
27.Pelissolo A, Mallet L, Baleyte JM, Michel G, Cloninger CR, Allilaire JF, et al. The Temperament and Character Inventory-Revised (TCI-R):psychometric characteristics of the French version. Act Psychiat Scand. 2005;12:126-33.
28.Mateos M, de la Gándara JJ. Temperamento, Carácter, Personalidad: Guía práctica de corrección y evaluación del TCI. Madrid: SCM; 2001.30. Cohen J. A power primer. Psychol Bull. 1992;112:155-9.
Medline
29.Svrakic DM, Draganic S, Hill K, Bayon C, Przybeck TR, Cloninger CR. Temperament, character, and personality disorders: etiologic, diagnostic,treatment issues. Acta Psychiat Scand. 2002;106:189-95.
Medline